12.1 C
Mexico City
jueves, diciembre 1, 2022

H&M DESPEDIRÁ A 1500 EMPLEADOS, ESTA ES LA RAZÓN

El minorista especialista en “fast fashion” H&M...

LIVERPOOL ENTRA A LA VENTA DE AUTOS

La cadena de tiendas departamentales firmó un...

AICM: PERSIGUEN Y ASESINAN A HOMBRE TRAS CAMBIAR 200 MIL PESOS

Un hombre fue asesinado en calles de...

NIÑO BECERRA: «SI TRABAJA Y NO QUIERE PERDER PODER ADQUISITIVO, NO SE JUBILE»

circulo de noticiasNIÑO BECERRA: "SI TRABAJA Y NO QUIERE PERDER PODER ADQUISITIVO, NO SE JUBILE"

«La tendencia indica que los jubilados no van a poder percibir la paga extra de junio del 2018», Santiago Niño Becerra

La Seguridad Social ha echado mano en julio del Fondo de Reserva hasta en dos ocasiones para pagar la extra de verano, primero, y liquidar el IRPF de las pensiones, después. En toral ha sacado 9.700 millones de euros, dejando la llamada hucha de las pensiones con tan sólo 24.000 millones de euros, lo que no da ni para pagar tres mensualidades.

En otras palabras, «la tendencia indica que los jubilados no van a poder percibir la paga extra de junio del 2018», señalaba hace unos días el catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull Santiago Niño Becerra en su blog de La Carta de la Bolsa.

En su opinión, ante esta situación nada se va a hacer, y cuando llegue la temida fecha -junio de 2018- alguien de nivel de la Seguridad Social saldrá diciendo que no hay dinero para pagar la extra de Navidad. «No lo dirá en una línea, sino en 280, pero el sentido será el mismo», señala.

Aunque Niño Becerra cree que hay otras muchas opciones antes de llegar a esta situación, como reducir las pensiones más elevadas, nada de eso se hará. Por lo tanto su consejo es que si quienes trabajan no quieren perder poder adquisitivo no se jubilen. «¡No se jubilen! hasta que salga una ley que obligue a hacerlo, claro», escribe.

Las posibles soluciones

No es la primera vez que Niño Becerra da este consejo; no en vano parte podría haber otras soluciones pero cree que jamás se llevarían a cabo. Por ejemplo, que se saquen de la Seguridad Social las pensiones de viudedad y orfandad y se pasen a presupuestos generales «pero entonces, o aumenta la recaudación, o se crean nuevos impuestos, o se deja de gastar en otras cosas».

Otra opción sería reducir las pensiones más elevadas, «esas megapensiones de rico millonario de 2.000 euros y que se vaya bajando en la escala de pensiones: las de 1.700, las de 1.500… Con efectos retroactivos, naturalmente; e independientemente de la base sobre la que se ha cotizado, evidentemente». Si bien el economista es consciente de que habría que explicar a los actuales pensionistas esta medida, podría justificarse, una vez más, con el hecho de que la Comisión Europea así lo obliga.

Queda una tercera opción que sería recortar todas las pensiones proporcionalmente y seguir recortando hasta que, en cada momento, los ingresos se vayan igualando con los gastos.

Sea como sea, «lo único cierto es que el gasto en pensiones lleva una senda ascendente y los ingresos descendente, consecuencia de un paro enquistado, de unos salarios congelados o a la baja, de un empleo cada vez más precario…». ¿Qué va a suceder? «Pues que no se va a hacer nada de nada ni se va a comentar nada sobre el tema».

Fuente: eleconomista.es

Otro contenido