Con el objetivo de impedir la entrada en vigor de la Ley General de Comunicación Social el 1 de enero de 2019 y con ello limitar el gasto por propaganda oficial o gubernamental, el diputado federal de Morena, Pablo Gómez, presentó una iniciativa para expedir la Ley General de Propaganda Oficial.

“Esta es una ley completa, reglamentaria de la Constitución, que tiene como propósito impedir que entre en vigor el primero de enero una ley aprobada por el Congreso (Ley General de Comunicación Social), esta ley es una tomadura de pelo, porque tomó normas del presupuesto y de algunas otras cosas que están dispersas, e hicieron una ley debido a que la Suprema Corte declaró que el Congreso estaba en omisión legislativa.

El Congreso le tomó el pelo a la Corte, porque cumplió con el plazo para expedir la ley, pero le puso un transitorio que decía que esa ley entraría en vigor el primero de enero, o sea, que violó el plazo”, afirmó.

Pablo Gómez señaló que la actual ley de Comunicación Social es una tomadura de pelo. Foto de Internet
De acuerdo a la argumentación del legislador, esta iniciativa, que también reforma al artículo 242 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, tiene la finalidad de evitar el uso de recursos públicos para la promoción personal y eliminar el incremento a partidas destinadas a la publicidad durante el ejercicio presupuestal.

Así como garantizar el respeto a las libertades de expresión por cualquier medio, y el derecho de acceso a la información pública oficial en forma suficiente, fidedigna y por ende proscribir la censura previa.

“Vengo a presentar una ley que sí es de propaganda oficial, es una ley general, porque los estados también hacen propaganda en radio y televisión y por lo tanto, tienen que ser regulados. De lo que se trata no solamente es de limitar el gasto en propaganda, sino que ésta cumpla con la norma constitucional que prohíbe publicar, en forma de noticias, anuncios de los gobernantes”, explicó.

“Está prohibida la propaganda personalizada, ya sea con nombre, símbolo, cara, alusión; cualquiera de un servidor público, cosa que se viola con la Gacetilla”, sostuvo.

En ese sentido, el morenista aseguró que hay gobernadores, como Héctor Astudillo de Guerrero, que todos los días aparece en los periódicos de la capital del país y acusó que es propaganda que paga con dinero que no es suyo, “hay que acabar con eso y hay que regular también las sanciones penales de quien lo haga”, aseveró.

Asimismo, detalló que esta iniciativa también presenta un sistema de propaganda oficial, que distribuya el tiempo del Estado de radio y televisión, a las entidades federativas por primera vez, pues calificó como incorrecto que la Federación se reparta todo el tiempo oficial.

“Estamos planteando que haya una distribución correcta, equitativa, de la propaganda oficial hacia los distintos medios. Que no haya discriminación ni favoritismo y que las unidades de la administración pública que realizan propaganda para vender productos o sorteos, o cosas de ese tipo, puedan hacerlo en los términos estrictamente comerciales”, apuntó.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.