Al menos 26 personas murieron este lunes en un atentado con coche bomba en Kabul contra la comunidad chií hazara.

El ataque también dejó más de 40 heridos, indicó el portavoz de la presidencia afgana, Shah Husain Murtazaui, en una rueda de prensa.

Según el portavoz del Ministerio de Interior, Najib Danish, “el coche bomba se abalanzó contra un autobús que transportaba a empleados del ministerio de Minas” en el oeste de Kabul.

La explosión tuvo lugar poco antes de las 7h locales (02h30 GMT) en un barrio muy animado de mayoría chií de Kabul, donde hay muchos clubes de gimnasia, universidades e institutos, comercios y salones para celebrar bodas. Tras la explosión, se veía en el cielo una espesa columna de humo.

Muchas tiendas sufrieron daños y la calle quedó llena de escombros y árboles mutilados. Las víctimas podrían ser civiles, entre ellas estudiantes que iban temprano a la universidad en el periodo de exámenes pero también guardas de seguridad que protegían la residencia de Mohamad Moqaqeq, uno de los líderes de la comunidad hazara y parlamentario, indicó a la AFP su portavoz, Omid Maisom.

“El coche estalló frente al primer punto de control de la residencia de Moqaqeq, dejando muertos y heridos entre los guardias y los civiles”, dijo Maisom. “Creíamos que quería llegar a la casa del señor Moqaqeq pero nuestros guardas lo detuvieron”, añadió.

La comunidad hazara es una minoría chiita de cerca de tres millones de personas, discriminada y marginada en el país y conocida por ser una de las más liberales de Afganistán, en particular en el trato a las mujeres.

El presidente condenó el atentado del lunes, “un crimen que alimentará el rencor de la población” contras los “terroristas”.

Fuente: Debate

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.