Unos 300 migrantes indocumentados, en su mayoría centroamericanos, fueron detenidos en el estado de Chiapas por agentes migratorios, que realizaron un operativo sorpresivo a una caravana que avanzaba hacia la frontera con Estados Unidos.

Los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), acompañados de policías federales, interceptaron a una caravana que se estima de 3 mil personas -en su mayoría centroamericanos que entraron de manera irregular a México- en el poblado de Echegaray, municipio de Pijijiapan, donde se localiza un punto de revisión migratorio.

Durante el operativo, “algunos corrieron y se internaron en el monte, otros tomaron piedras y las lanzaron a los policías, pero cientos fueron arrestados”, dijo un testigo, que pidió no ser identificado por razones de seguridad.

Los policías y agentes de migración se desplegaron en dos grupos sobre la carretera costera para arrestar a los migrantes que, agotados después de caminar más de 10 horas bajo las altas temperaturas, fueron trasladados en autobuses.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.