Sí, leyó Usted bien esa es la cantidad de robo de hidrocarburos a la paraestatal registrada durante los últimos seis años.

Pemex ha sufrido pérdidas, debido al robo u “ordeña” de hidrocarburos, a través de tomas clandestinas.

Equivale a poco más de 2.98% de las ventas totales de esa empresa durante 2013, que fueron por un billón 537 mil 740 millones 300 mil pesos. 

El grupo parlamentario del PRD, impulsa un punto de acuerdo para exhortar a esta empresa productiva del Estado, a la PGR y a las Secretarías de Energía, de la Defensa Nacional y de Marina, así como a la Policía Federal, a reforzar acciones de seguridad, supervisión, control y vigilancia internas.

A través del Diputado David Jiménez Rumbo (PRD) indicó que los derrames de hidrocarburos en instalaciones de Pemex, son producidos por falta de mantenimiento en la red nacional de ductos y por la colocación de dispositivos intrusivos denominados “tomas clandestinas”, lo que origina daños humanos, ecológicos, materiales y económicos.

Jiménez Rumbo destacó que el esfuerzo de Pemex con otras instituciones de seguridad no es suficiente para combatir el robo de hidrocarburos, pues esta situación ha ido en aumento, lo que representa pérdidas económicas millonarias para los mexicanos.

“Cada vez que roban combustible, no sólo cometen un delito, sino también ponen en peligro la seguridad nacional, pues se genera mayor riesgo de fuga o incendio y expone a la gente que vive en comunidades aledañas a las instalaciones de Pemex”, apuntó el legislador.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.