A TRUMP LE GUSTA JUGAR CON CERILLOS, LO MÁS INCREÍBLE; ES QUE NO SE QUEMA.

En México quiebran piñatas con la imagen de Trump, aquí en Estados Unidos sobre todo en la costa este, en algunos “Delicatesen” o “Delis” como les llamamos a las tiendas de sándwiches estilo Nueva York, el más popular de estos emparedados es el:

“Trump sándwich”. Pan blanco, boloña a montones, aderezo ruso y  un  pepino chiquito.

Ok funciona mejor en inglés:

… White bread, lots of boloni, russian dressing and a small pickle.

Conste que lo cuento porque esta publicación no la leen menores de edad, y lo del boloña, el embutido, en Estados Unidos se usa como un equivalente elegante del “Bullshit”.

En México, al “bullshit” elegantemente le llamaríamos “estiércol”, y el estiércol se usa coloquialmente en el inglés americano de todos los días, para remarcar cuando algo es mentira.

Mentira tan grande y tan increíble que saltaría  a la vista sin necesidad de  ponerle más atención.

Lo del pepino chiquito, no se lo voy a explicar pero se remonta a la discusión de que Trump tiene manos chiquitas para un hombre de su tamaño físico.

Si, ya sé que los chistes explicados no son chistosos, pero en este caso no trataba de serlo, trataba de explicarle como la gente de EEUU se ha dado cuenta de que la presidencia del Sr. Trump está hecha de… “Boloña”.

Primero fueron más de 30 las mentiras que dijo en la campaña, usted se acuerda que hasta tuvo una conferencia de prensa con mesas llenas de sus productos: los filetes Trump, el agua Trump, la revista Trump, etcétera.  Bueno ninguna de esas empresas esta activa hoy, y todas quebraron por malos manejos.

Después fueron las mentiras ya como Presidente electo:

1.- Que 3 millones de ilegales habían votado por Hillary y que por eso ella había ganado la mayoría del voto popular.

2.- Que el padre de Ted Cruz había sido junto con Lee Harvey Oswald, sido uno de los conspiradores para asesinar a Kennedy.

3.- La última, que Obama, intervino sus teléfonos en la torre Trump durante la campaña.

Las tres, muy buenas… pero las 3: mentiras.

Lo increíble es que, las encuestas a su favor siguen mostrando su popularidad, ¡creciente!

Déjeme tratar de explicar que es lo que ocurre.

Donald Trump representa lo que millones de gringos han querido toda su vida, un presidente, con los dos, muy bien puestos, y después de Obama que parecía carecer de ellos, bueno, Trump; es la sensación.

Hay quien dice que por eso el “Trumpismo” se convirtió ya en un movimiento político, que sobre todo representa un total repudio a la teoría conservadora moderna de los republicanos.

Por eso, las 3 corrientes de pensamiento republicano de los últimos 30 años, en Estados Unidos, están en crisis.   Despídase usted de ellas.

Adiós a los Halcones republicanos. Los que creían que era obligación de Estados Unidos ser el policía del mundo.

Trump repudia eso- Si, para Trump,  Estados Unidos debe ser la mayor potencia militar y económica sobre la tierra.  Si los demás, tienen problemas que se rasquen con sus unas… y si quieren ayuda que paguen para que las fuerzas armadas americanas los defiendan.

¿Por qué vamos a proteger a los alemanes, o a los japoneses, si ellos al final son nuestros competidores comerciales?

Eso es lo que pregunta el Presidente Trump cada vez que lo critican por no apoyar una defensa global.

 Adiós a los conservadores republicanos – los mojigatos conservadores sociales, que creían que el tejido moral del país se había debilitado por el secularismo y la ruptura de la familia.

Son los republicanos que estaban contra del aborto, el matrimonio homosexual, los derechos de los transgénero.  Este grupo era el más numeroso y el más hipócrita de todos.

Hoy Trump les dice que cada estado debe decidir y que por ello deben dejar de depender para todo, del gobierno central.

Si a la gente de Oklahoma no le gusta Oklahoma y su gobierno, que lo cambie; y si no puede cambiarlo; que se mude a otro estado que tenga un gobierno que les guste.

Adiós a los Halcones Fiscales- Los preocupados por la deuda nacional.

Trump los está demoliendo a todos.  Los que imaginaban que con Trump, el gasto excesivo del gobierno se reduciría a su máxima expresión,  hoy están horrorizados de que Trump planea gastar dinero como si solo hubiera que ir a las prensas e imprimirlo sin que haya consecuencias.

Reagan, el pobre; hoy si, está más muerto que nunca.

Se lo platico porque la máxima expresión de los conservadores republicanos fue el Presidente que derroto al comunismo y mantuvo la hipocresía de que las familias, con valores morales como los del siglo 19, son las que se van al cielo.

Donald Trump ve al mundo distinto. 

Los demócratas ofrecen un gobierno con compasión.  Trump, un gobierno fuerte. Punto.

Trump pretende usar al gobierno grande y poderoso para acabar con los enemigos extranjeros y con los enemigos domésticos.

Quiere usar al gobierno para crear millones de empleos para proyectos de infraestructura.

Quiere usar al gobierno sólido para forzar, y si no para sobornar a las corporaciones a ubicar sus plantas de producción aquí en Estados Unidos otra vez.

Adiós a la Globalización- Hoy lo que es importante, es el corporativismo nacional por encima del riesgo abierto del capitalismo de libre mercado.

Ahora viene la mejor y la mayor advertencia de todas… Trump es puro cuento.

En México estamos angustiados pensando que el cielo nos va a caer en la cabeza y que toda esta nueva filosofía Trump es la nueva ley implacable que impuso el nuevo sheriff.

Bueno, solo una advertencia más al nuevo sheriff, le cuesta un enorme trabajo llevar las cosas del dicho al hecho.

Y la peor noticia de todas, al nuevo sheriff le gusta jugar con cerillos y el que con cerillos juega; exacto, siempre acaba quemado. Excepto Trump… al menos hasta hoy.

La bola de nieve que echó a rodar Donald Trump un sábado por la mañana, acusando a su antecesor en la Casa Blanca de espionaje político, ya alcanzó  hoy en lo que son apenas unos cuantos días, el tamaño de un conflicto institucional de difícil solución.

Y ahora un poquito sobre el NAFTA— pero solo un poquito.

Cada 24 horas, en promedio, Estados Unidos importa $52 millones en productos agrícolas mexicanos. Y también, cada día del año, EEUU importa a su territorio $202 millones en automóviles ensamblados en México.

En medio de las fuertes críticas del presidente Donald Trump contra el libre comercio con México, después de hablar con gente del nuevo Departamento de Comercio federal de Estados Unidos, me doy cuenta que a ellos les preocupa también la renegociación.

Porque a mucha gente se le olvida, que ese mismo libre comercio, con todo y sus problemas, les ha dado acceso a muchos bienes de consumo importados a un menor precio del que tendrían que pagar si estos productos se produjeran en EEUU.

Y la consecuencia casi inevitable de la propuesta de Trump de establecer una muralla proteccionista en el campo comercial con México, resultaría en un aumento automático de los precios para el consumidor estadounidense.

La Casa Blanca y Wilbur Ross el nuevo Secretario de Comercio de EEUU, que es el encargado de dirigir la Re-negociación del tratado de Libre comercio con México, hablan ahora en términos generales de lo que podría ser su nueva política comercial frente al que ha sido su socio desde 1994.

Y esto es importante porque hay una “enooooorme diferencia” con el discurso de la campaña de Trump.

La diferencia es que Wilbur Ross dijo el otro día frente a la Prensa de Estados Unidos y la Prensa internacional que la renegociación del TLCAN, será más para ponerlo al día con lo que es el mundo de hoy y las economías de los 3 países.

Hoy nos damos cuenta que hay varios pre-acuerdos de a dónde ir con toda esta revisión, y que todo ahora depende de que México ponga a un grupo de negociadores, que no solo hayan estudiado el libro de Trump  “The art of the deal”, sino que estén dispuestos a jugar “Hardball” con los americanos.

¡Me choca ser tan pocho!

Pero aquí es necesario, porque quiero que usted vea cómo piensan los americanos.

Wilbur Ross, el nuevo Secretario de Comercio de EEUU no tiene experiencia negociando tratados de libre comercio, pero es uno de los mejores negociando bancarrotas.  A eso se ha dedicado toda su vida y hoy tiene cientos de millones de dólares.

Eso nos dice que con Ross y con su equipo tendremos que negociar con energía, y con dureza pero con mucha, mucha, mucha astucia.

Hoy todo depende del equipo que México ponga a jugar.

Como el mismo Videgaray me dijo, es hora no de traer a los amigos.  Es hora de traer a los más duros y a los más sabios.  A los que ya negociaron esto antes, y a los que no les asusta discutir en términos fuertes con los gringos.

Que por cierto se dan cuenta que en esto, tienen tanto que perder como nosotros.

Por eso, la insistencia de meter a los canadienses en la discusión, porque los canadienses son como los gringos; pero como los gringos razonables.

El otro día leí a Jorge Castañeda, que decía que lo que hay que evitar a toda costa es que esto caiga en una negociación abierta al congreso americano, porque eso representaría darle a cada uno de los 435 congresistas un lugar en la mesa.

Esa es una muy buena advertencia y es muy oportuna.

Yo recuerdo haber hablado con Jorge y con Alfonso Aguilar Zinser, haber incluso viajado a México para entrevistarlos para Univisión hace años, cuando el TLC estaba por ser adoptado y ambos estaban en contra.  Lo que no recuerdo es porque estaban en contra.

Sería bueno que Jorge, hoy nos lo recordara.

Algo que creo que debemos usar a favor de México en una campaña en ingles en los medios de Estados Unidos, con la información salida del Departamento de Agricultura en Washington, que dice que México sigue siendo por mucho la principal fuente de aguacates, tomates y fresas, entre otras frutas que consumen los norteamericanos… los 12 meses del año.

Acuérdese que aquí no es como México.  Aquí hay inviernos y muy largos.

Cerca del 78% de los aguacates y el 71% de los tomates que se consumen en este país son cultivados en México. En cientos de casos, la producción agrícola mexicana atiende la carencia estacional de las frutas y verduras de EEUU.

En el invierno estadounidense, los consumidores no tienen otra alternativa que comprar esos productos del exterior.

Un impuesto fronterizo sería una estupidez que tendrían que pagar los americanos.  Eso se les olvida… hay que recordárselos con una campaña en ingles en la radio, en internet y en la televisión.

Hay que hacer una, o varias campañas que en Estados Unidos en ingles le recuerden a las familias americanas que sin México y si un tratado de libre comercio; tendrán que decirle adiós a la fruta y a las verduras que hoy se compran con gran facilidad y a precios de risa en los supermercados de Estados Unidos de Noviembre a Mayo.

Yo estudie en Quebec, en donde veíamos pinas y aguacates solo en días de fiesta.  Yo he vivido 30 años en Washington, y recuerdo claramente cuando la única fruta que había aquí en invierno, eran las manzanas mazudas del estado de Washington, cultivadas más para hacer sidra que para postre.

Hoy, aquí, usted compra mangos por un dólar y por menos, aguacates por centavos, pinas y manzanas por centavos también.  Si usted viniera a desayunar a mi casa en Virginia mañana, Yo le serviría con mucho gusto; papaya y sandia en marzo.   Sería bueno recordarles a mis vecinos que sin NAFTA, nada de eso existiría.

Ni autos nuevos de menos de 20 mil dólares, ni pantallas gigantes de 400 dólares.

“Hardball”, es el nuevo juego que el gobierno de México debe aprender a jugar.

Porque si no, el 66% de la cerveza importada en Estados Unidos que viene de México, dejaría de llegar al mismo precio.

Es cierto que siguiendo la filosofía del sheriff Trump, Si la cerveza mexicana se hiciera más cara, los estadounidenses siempre podrían comprar otra. Pero la reducción de la competencia podría hacer que los fabricantes locales tuvieran menos incentivos para mantener los precios bajos.

Nuevamente, el resultado final podría ser el de precios más altos para los estadounidenses.

Lo último que voy a tocar hoy son las cárceles privadas de Inmigración.

Déjeme contarle que tengo tres perritos “Maximus”, que es un Rothweiler, mezclado con labrador, “Gus” que es un pequinés mezclado con no sé qué… y mi “Preciosa” que es una pequinés de raza pura.

¿Sabe usted, que hacen los dos pequeños para inhabilitar al “Rothweiler”?; se le amarran con los dientes de atrás de las patas traseras y lo inutilizan y lo frustran y el grande termina jugando a lo que los dos chiquitos quieren.

Cada vez que escucho que México está defendiendo a los inmigrantes, me acuerdo de mis perros, y creo que el gobierno mexicano está buscando como morderle las patas de atrás a EEUU para hacerlo jugar a lo que México quiere.

Yo no los critico al contrario, me parece que se tardaron pero, qué bueno que parecen finalmente preocupados por su gente en EEUU, solo que hoy les quiero dar una nueva guía de acción.

La próxima critica que deben hacer, debería estar encaminada a mostrar como las prisiones privadas de inmigración están finalmente demostrando cómo la industria del encierro humano en EEUU se está beneficiando enormemente de la detención de inmigrantes sin documentos.

Esta industria privada del negocio migratorio se esta beneficiando diariamente con millones de dólares y es una explotación abierta de los detenidos, muchos de los cuales son nacidos en México.

Esta gente es víctima diaria de prácticas deplorables de detención que están prohibidas en EEUU en las cárceles comunes operadas por el gobierno.

Y esa es la gran diferencia.

Las cárceles privadas en donde están encerrados la mayoría de los indocumentados en este país, no están supervisadas ni en su operación ni en su trato de los detenidos, ni por el gobierno ni por nadie.

Por eso es importante hablar de que una Corte Federal elevó el número estimado de detenidos indocumentados de 32 mil a entre unos 50,000 y/ o 60,000 detenidos.

Esta práctica no es nueva y es la responsable de que los costos de inmigración en EEUU sean tan altos;  porque no es que se gaste en guardias protegiendo la frontera, sino que se gasta en pagarle a estas empresas, el que encierren a tanto pobre indocumentado.

Las corporaciones dueñas de estas cárceles privadas son las que están detrás de todas las campañas en contra de la inmigración ilegal… porque entre más detenidos hay, mayor es el negocio para ellos.

La principal de ellas es el Grupo GEO, que antes fue conocido como “Correctional Corpporation of America” o Corporación Correccional de EEUU.

Le cambiaron el nombre en el 2015, porque lo de correccional y corporación juntos, les parecía demasiado cínico.  Y lo era.

En estas cárceles a las que el gobierno americano gasta millones de millones de dólares para encerrar a los indocumentados existe una diferencia entre quienes están encerrados esperando la deportación y los que cumplen una condena por un delito.

Este es un caso de avaricia corporativa aprovechándose de gente vulnerable, que no tiene quien la proteja, ni quien la defienda.

Y como tampoco tienen quien hable por ellos, no sería mala idea que o el gobierno mexicano o alguien encaminado o patrocinado por México, se convierta en su voz.

Que toda esta intención a favor de los mexicanos de este lado, se convierta en realidad, sería una muy buena consecuencia del nuevo enfrentamiento entre los vecinos distantes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.