Scott Fricker, de 48 años, y a su esposa, Buckley Kuhn Fricker, de 43, fueron asesinados a balazos en su casa en Virginia, tres días antes de Navidad, por un adolescente de 17 años, quien se disparó así mismo luego del acto criminal.

La pareja fue declarada muerta en el mismo lugar de los hechos mientras que el asesino sobrevivió y fue hospitalizado en condición grave.

Los otros cuatro miembros de la familia que estaban en la casa no fueron lesionados.

Reem Award, portavoz de la Policía, dijo que el adolescente, quien es originario de Lorton, Va., fue acusado de dos cargos de homicidio. Usualmente la Policía no revela la identidad de los sospechosos menores de 18 años.

Recientemente, miembros de la familia trataron de persuadir a Janet Kuhn, de 16 años, hija de la pareja, para que dejara de ver a este joven, al que la policía ha decidido ocultar su identidad debido a su edad, pues estaban preocupados de que le estuviera compartiendo ideas de supremacía blanca, según lo comentado por la madre de Kuhn Fricker a The Washington Post.

Unos días antes de su muerte, Kuhn Fricker había enviado correos electrónicos a los directivos de la preparatoria de su hija e incluyó imágenes de publicaciones en las redes sociales que las atribuyó al novio de su hija, ya que tenían un contenido antisemita y homofóbico y hacía referencias a Hitler, a la quema de libros por los nazis y la supremacía blanca.

“Me sentiría mal de reportarlo si su acceso en línea fuera el de un adolescente normal, pero es un monstruo y no tengo piedad con personas como ésa”, dijo Fricker en el e-mail enviado a la escuela.

Kuhn dijo a los detectives que cree que los Fricker fueron a vigilar a su hija el viernes por la mañana y encontraron al adolescente de 17 años en la recámara de ella, lo cual provocó la confrontación que terminó con su asesinato.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.