Al menos 60 personas han muerto y 3 mil resultaron heridas tras la explosión que se produjo en el puerto de Beirut por causas aún bajo investigación, informó Reda Moussaoui, portavoz del Ministerio de Salud de Líbano.

De acuerdo con BBC, debido a la gravedad de la situación, el Ministerio de Salud del Líbano hizo un llamado a los médicos para que se ofrezcan como voluntarios en el “lugar más cercano al que pueda llegar”, ya que los hospitales enfrentan una alta afluencia de pacientes tras la explosión.

El Ministerio reveló puso en funcionamiento una línea directa de emergencia, que ayudará a coordinar los esfuerzos de rescate, asegurando que las personas con lesiones sean llevadas únicamente a hospitales que tengan la capacidad de tratarlas.

Se tienen informes de que, debido a la gran cantidad de lesionados, los hospitales han comenzado a rechazar a heridos por la explosión.

Fuente: https://lopezdoriga.com