Por: Julio César Silva Cetina | @JulioCsarSilva | @PalcoQR | jsilva@palcoquintanarroense.com

Hace unos días, por gestiones del Gobierno de Carlos Joaquín González, el Instituto Nacional de Antropología e Historia declaró monumento histórico al pueblo de Tihosuco, que llegó a ser la ciudad colonial más importante de lo que ahora es Quintana Roo.

La declaración es el esfuerzo más importante que se ha realizado desde hace casi 30 años para rescatar y preservar el patrimonio cultural e histórico de esa comunidad.

Entre otras cosas, su declaración como monumento histórico frenará la destrucción paulatina que han registrado sus edificios y permitirá gestionar inversiones para su rescate y restauración.

Miguel Borge Martín, quien gobernó el estado entre 1987 y 1993, ha sido hasta ahora el gobernador que más acciones ha implementado para la protección del patrimonio histórico del Estado.

Rescató el fuerte de Bacalar para habilitar un museo, construyó el museo de la cultura maya de Chetumal, fundó la Universidad de Quintana Roo, invirtió en el rescate de algunas viviendas colonias de Tihosuco y creó el museo de la Guerra de Castas en esa comunidad.

Tihosuco es el epicentro de un proyecto con el que la actual administración de Carlos Joaquín busca generar un nuevo producto turístico, que incluirá otras comunidades del sur del Estado, de los municipios de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, que aún conservan iglesias de la época de la colonia que corren el riesgo de perderse en caso de no recibir atención.

Ojalá el plan del gobierno de Quintana Roo encuentre eco en la próxima administración federal, porque sería una opción para insertar en el desarrollo económico a una región que ha permanecido en el olvido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.