Alfonso Romo próximo jefe de la oficina de la Presidencia de la República, anunció que formarán una comisión para verificar las implicaciones económicas y tranquilizar a los contratistas e inversionistas financieros ante el cambio de proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que decidió cancelarse en Texcoco y se edificará en la Base Aérea de Santa Lucía.

A su salida de la casa de transición la tarde de este martes, Alfonso Romo especificó que a pesar de que no existe un distanciamiento o rompimiento con los empresarios, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador le solicitó crear una comisión con Javier Jiménez Espriú y Carlos Urzúa, para reunirse con los inversionistas y así tranquilizar la situación.

Grupo Riobóo colaboró en estudio sobre Santa Lucía presentado por Jiménez Espriú.

Este lunes tras el mensaje oficial de la cancelación del NAIM en Texcoco, representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) expresaron su reconocimiento a la consulta ciudadana, pero rechazaron que fuera vinculante y determinante para decidir sobre un tema con las dimensiones de una obra como la construcción del nuevo aeropuerto en el país, en el que ya se han invertido recursos, y que estiman, se perderán hasta 120 mil millones de pesos de interrumpirse la obra como se ha anunciado por el gobierno de transición a partir del 1 de diciembre.

Romo agregó que verificarán a detalle todas las implicaciones financieras de cambiar el proyecto para que contratistas e inversionistas financieros estén serenos, y a partir del miércoles entrar en negociaciones para que estén tranquilos.

“Le vamos a pagar todos, entraremos a darles detalles y tranquilidad para cumplirle a cabalmente y al cien por ciento, iremos concentrados en tranquilizar a los que tienen intereses”, afirmó Romo, quien también indicó ha platicado en privado con cámaras empresariales.

Aseguró que la decisión de cambiar el proyecto de Texcoco a Santa Lucía, no es un capricho sino al contrario es una opción tomada con responsabilidad.

Por último, reafirmó que está opción es lo mejor en temas ambientales, pues lo responsable no solo es ecológicamente sino económicamente, ya que es un mejor sistema aeroportuario que tener un solo aeropuerto como opción.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.