El líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo que después de las elecciones del 4 de junio quedó entre la población una sensación de insatisfacción porque no se confía en los organismos internacionales. Recordó que Reforma publicó una encuesta donde se muestra que el INE tiene menos credibilidad que el IFE, órgano electoral anterior.

Aseguró que el INE y los Oples son instrumentos al servicio del “régimen antidemocrático”, dijo que los consejeros viven en una especie de enajenación porque se creen autónomos pero en realidad sirven a los corruptos. 

Le pareció alentador que la gente no pierda la fe en las elecciones a pesar del arbitro y por eso siguen participando.

Aseguró que sí se puede ganar a pesar de que sus opositores supuestamente tienen el control de los organismos electorales, pero aseguró que necesitan ganar por paliza para que no puedan quitarles el triunfo.

Recordó el caso del Estado de México donde Morena considera que Delfina Gómez ganó pero la presunta operación del Gobierno Federal operó en su contra.

De nuevo culpó a los consejeros del INE por “hacerse de la vista gorda” porque dejaron pasar esas operaciones supuestamente ilegales.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.