La policía militar cateó el martes la residencia del expresidente hondureño Porfirio Lobo, desarmando a seis guardaespaldas y arrestando a su esposa acusada de corrupción.

Policías ingresaron a la residencia y luego de dos horas salieron con la ex primera dama Elena Bonilla y su cuñado Mauricio Mora.

“Hoy es un gran paso contra la impunidad”, escribió en su cuenta de Twitter la directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Gabriela Castellanos.

Castellanos y su equipo investigaron el caso de Bonilla por dos años y presentaron las evidencias a la fiscalía.

Odir Fernández, jefe de investigaciones del CNA, dijo la semana pasada que Bonilla depositó unos 600 mil dólares de fondos públicos en su cuenta bancaria personal cinco días antes de que su esposo concluyera su periodo constitucional de cuatro años en enero de 2014.

Además informó que la mujer, no ha justificado el destino de al menos seis millones de dólares que el gobierno entregó a su despacho de primera dama.

Julio Ramírez, abogado defensor de Bonilla, dijo a periodistas que “mi cliente es inocente y lo probaré en los tribunales”.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.