Fue asesinado un niño de dos años de edad por sujetos armados que además violaron a su madre y hermana ante los ojos del padre en la autopista México-Puebla durante la madrugada de este martes.

La familia viajaba en su camioneta y a la altura de Santa María Moyotzingo detuvieron su trayecto para orinar y fueron sorprendidos por media docena de delincuentes que descendieron de dos vehículos.

Los hampones cargaron con todos los objetos de valor, por alguna razón todavía inexplicable, dispararon a quemarropa contra el infante, quien murió casi instantáneamente, y violaron a las dos mujeres, mientras mantenían amagado al varón.

Tras el crimen, las víctimas caminaron hacia la caseta de Caminos y Puentes Federales (Capufe) localizada como a dos o tres kilómetros de distancia, hasta donde llegó personal de la Fiscalía General del Estado para iniciar las diligencias correspondientes y ordenar el levantamiento del cuerpo.

Elementos de las policías Federal, Estatal y municipales montaron un operativo de búsqueda, sin que hasta el momento, hayan sido encontrados los presuntos responsables que viajaban en dos camionetas tipo pick up de color rojo y una Nissan blanca.

 

 

 

Fuente: Excélsior.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.