La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó y reportó que en los primeros cinco años de la administración de Javier Duarte en Veracruz, hubo “un probable daño y perjuicio a la Hacienda Pública Federal” por mil 427 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA).

Ante esta situación, la ASF mantiene tres denuncias de hecho, dos ante la Procuraduría General de la República (PGR) y una en la Fiscalía de Veracruz, además de que abrió 11 investigaciones por el desvío de mil 427 millones de pesos destinados a mejoras en la calidad del servicio de salud en el estado.

La Secretaría de Salud comprobó actos de corrupción, así como mal manejo de recursos destinados a la población que no cuenta con seguridad social, por lo que la Auditoría afirmó que tiene los “fundamentos jurídicos para promover acciones derivadas de la auditoría”.

En 2015, la dependencia federal señaló que en el mandato de Duarte se comprobaron 4 mil 882 millones 69 mil pesos para el FASSA, de los cuales 3 mil 816 millones fueron para el pago del servicio del personal y 368 millones para la compra de medicamentos.

Una de las irregularidades detectadas por la ASF es la de un pago de 72 mil 767 pesos, para pago de un trabajador sin la documentación que acredite el perfil de la plaza mediante el cual cobró dichos sueldos.

Asimismo se halló que se destinaron 250 mil pesos para el pago de un proveedor “sin amortizar el anticipo que fue pagado a este con anterioridad”, y sin tener respaldo documental.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.