Entre 2008 y 2016, la pobreza en México aumentó en 3.9 millones de personas, mientras que en el mismo periodo 2.9 millones de personas dejaron de estar en situación de pobreza extrema como resultado, por un lado, de la reducción de la mayoría de las carencias sociales y, por otro lado, el ingreso de los hogares ha tenido una trayectoria errática, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Al difundir su informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, que busca que las administraciones federal, estatales y municipales cuenten con evidencia e información para la elaboración, monitoreo o evaluación de sus planes y programas de gobierno, se indicó que la carencia por acceso a los servicios de salud tuvo la mayor reducción entre 2008 y 2016, seguida de la carencia de calidad y espacios de la vivienda.

El Consejo manifestó que el Informe de Evaluación 2018 muestra que la pobreza si bien debe ser un tema prioritario no debe ser la única problemática que guíe la política pública, “para mejorar en el desarrollo social es necesario avanzar en el cumplimiento de los derechos y reducir las brechas que aún existen entre diferentes grupos sociales en el país, así como diseñar instrumentos de política pública que igualen las oportunidades de toda la población”.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.