La Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados aprobó este jueves el dictamen de la Ley de Seguridad Interior, que busca regular la participación de las Fuerzas Armadas en apoyo a las autoridades civiles de Policía.

La propuesta pasa al Pleno para su discusión, luego de ser avalada con 18 votos de los legisladores del PRI, Partido Verde y Nueva Alianza, mientras que 13 del PAN, PRD, Morena y Movimiento ciudadano se manifestaron en contra.

La oposición manifestó preocupación por considerar que el dictamen es inconstitucional, propicia abusos y desincentiva el fortalecimiento de los cuerpos de policía locales, por lo que pidieron tiempo para plantear modificaciones.

David Gerson García, del PRD, afirmó que:

“Llevar a las Fuerzas Armadas a las calles es característico de un Estado represor, autoritario y totalitario”

“No vamos a mandar al Ejército a las calles; el Ejército está en las calles desde hace muchos años (…) Tenemos mucho tiempo que les debemos este instrumento”

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, puso énfasis en la carencia de contrapesos suficientes para evitar que el Ejecutivo use estos mecanismos para reprimir a opositores.

“No le mintamos a los mexicanos; esta ley no establece un sistema de pesos y contrapesos. Al contrario, le da discrecionalidad al Ejecutivo para poder usar de manera facciones y represora a las Fuerzas Armadas, y eso es inadmisible”

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advirtió sobre el riesgo de que la legislación carezca de mecanismos para evitar la trasgresión de garantías básicas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.