El avión AN-148 que se estrelló este domingo en las afueras de Moscú con 71 personas a bordo había superado en enero una revisión completa de mantenimiento, según lo informó Saratovskie Avialinii, la compañía aérea propietaria del aparato.

La revisión que se realiza cada dos años incluye, entre otras cosas, “la revisión del motor, el fuselaje y las alas”, señala un comunicado difundido por la compañía aérea.

La aeronave, además, superó la revisión de mantenimiento obligatoria que se debe hacer antes de cada vuelo “sin que se detectará ningún fallo”, agregó la aerolínea.

Cabe resaltar que ese mismo avión había completado otras tres rutas durante el día de ayer.

“Por ahora se han encontrado más de 200 fragmentos de los cuerpos de los fallecidos”, dijo a medios locales Serguéi Poletikin, jefe del Ministerio de Situaciones de Emergencias para la región de Moscú.

Poletikin también anunció la localización de las dos cajas negras del AN-148, que serán analizadas por expertos del Comité de Aviación Estatal ruso, encargado de investigar las causas del siniestro.

“Los trabajos se llevan a cabo de manera ininterrumpida. Planeamos que la fase principal de la búsqueda tendrá una duración de siete días”, dijo Puchkov.

Las autoridades rusas de momento no han adelantado ninguna hipótesis sobre las posibles causas del siniestro del avión y se han limitado a señalar que están abiertas todas las líneas de investigación.

A bordo del AN-148 se encontraban seis tripulantes y 65 pasajeros, tres de ellos niños.

En un principio, las autoridades comunicaron que todos los ocupantes del avión eran ciudadanos rusos, pero luego precisaron que había tres pasajeros extranjeros, un ciudadano suizo, un azerbaiyano y un kazajo.

El accidente aéreo de este domingo es el más grave ocurrido en Rusia desde el 25 de diciembre de 2016, cuando Tu-154 se estrelló en el mar Negro, causando la muerte a sus 96 ocupantes.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.