Aeroméxico informó que atendiendo a los protocolos de seguridad, esta mañana los vuelos AM170 y AM164 que cubrirían la ruta México-Tijuana y México-Bajío regresaron a posición de contacto para una revisión, luego de que se registrara un roce de alas entre los dos aviones.

“Los pasajeros se encuentran bien y serán reubicados en los siguientes vuelos de la aerolínea”, indicó Aeroméxico en un breve comunicado.

La aerolínea lamenta los inconvenientes ocasionados por este incidente y reitera su compromiso con la seguridad de todas sus operaciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.