Los ajustes afectarían principalmente a las oficinas y los servicios centrales

La entidad presidida por Francisco González baraja llevar a cabo un recorte similar al de Popular, aunque sería a nivel global y no sólo centrado en España, según Bloomberg.

De esta forma, el banco podría eliminar 2.000 puestos de trabajo o más, un 1,5% de los 137.000 empleados que tiene en los distintos países en los que está presente.

Los ajustes afectarían principalmente a las oficinas y los servicios centrales, aunque fuentes de BBVA afirman que no hay ningún plan en marcha más allá de los recortes ya anunciados por la integración de Catalunya Banc, que comenzarán después de verano.

Fuentes financieras consultadas señalan que el grueso de los recortes se centrarán en España y se podrían anunciar tras la presentación de resultados del próximo viernes. “Aprovecharán la caída del beneficio para justificar un ajuste”, apuntan.

BBVA viene siendo muy activa en las prejubilaciones para recortar su base de costes en España. La entidad retiró de forma anticipada a 3.500 empleados entre 2014 y 2015.

Este potencial ajuste adicional empeoraría la relación de la entidad con los sindicatos, que se ha deteriorado en los últimos meses tras 14 despidos disciplinarios. También tensó esta situación las declaraciones del consejero delegado, Carlos Torres, dando a entender que podrían sobrar tres cuartas partes de las oficinas del grupo a muy largo plazo.

Los posibles planes de BBVA se suman a los de Popular, que trabaja en un recorte de hasta 3.000 empleos en los próximos meses, tal y como adelantó  Santander, Liberbank y Banco Ceiss también han anunciado ajustes este año.

Fuente: expansion.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.