Por: Armando Guzmán

Los resultados de la encuesta con la que voy a empezar revelan que entre el 11 y el 12 de mayo, mil demócratas de todo el país respondiendo por teléfono a la muy respetada Casa Rasmussen  dijeron que en su opinión; el Senador Bernard Sanders debería ser el candidato demócrata a la vicepresidencia de EEUU.

36 demócratas de cada 100 piensan así hoy.  La pregunta que tengo es si este 36% subirá o bajara en el próximo mes, y se lo pregunto porque me tiene con la boca abierta la recepción que el senador de Vermont, esta recibiendo en el otro lado del país. Vea usted la enorme cantidad de gente que lo esta siguiendo en California. Solo considere usted su victoria en Oregón.

Dejemos claro desde el principio, esos millones de seguidores están convencidos que el partido nacional demócrata, le jugo chueco a Sanders cargando  los dados de estas primarias a favor de Hillary Clinton. Resultado: Rabia pública en la convención estatal demócrata de Nevada en Las Vegas con todo y sillas volando y trifulca publica. Los demócratas tienen hoy a millones de seguidores de Sanders trinando contra el partido y contra el sistema.

Es cierto que Bernie perdió esta semana en Kentucky, pero por muy poco, y que Hillary Clinton es la que mas victorias y mas delegados tiene. Pero analice usted los últimos resultados; Sanders pierde en donde la elección es cerrada, cuando la elección se abre a los independientes como en Oregón, el resultado es una victoria, y esto debe preocupar a los dirigentes demócratas por que si no hacen caso de integrar al senador de Vermont, no solo no tendrán el empujón extra que necesitaran para que Hillary gane la elección general, sino que dividirán mas a su casa.

Ahora es oportuno preguntar  ¿como es que un norteño del este, esta causando esta impresión en la gente del oeste?… ¿Es el hombre?, ¿el contenido del mensaje? o es que ya habíamos perdido la visión de que alguien distinto nos presentara nuevos sueños, vestidos de nuevas ideas.   Como es que Trump y Sanders de repente han creado movimientos de insatisfacción tan grandes.

¿Es el tono o es la falta de alternativas?, ¿son los jóvenes, o es que la nueva demografía de EEUU que requiere de otra realidad?

Bernie Sanders después de ganar primarias en 21 estados sigue sacudiendo al país, y nos equivocaríamos si pensáramos que esto se va a quedar hasta aquí.  Nadie puede ganar tantas primarias y esperar que las cosas se queden aquí.  Con todo el enorme respeto que le tengo a las 2 senadoras de California, como se les ocurre, decir, viendo todo lo anterior que Sanders debería ya renunciar a su candidatura después de la primaria de California el 7 de Junio.

Dianne Feinstein y Barbara Boxer lo único que hicieron con esto es asentar mas la idea de que los demócratas cargaron los dados a favor de Hillary.  Es cierto que 36 demócratas de cada 100 sugiriendo que Sanders sea el candidato vicepresidencial, no es una mayoría apabullante. Pero es suficiente para que los que manejan al partido en Washington se sienten a decidir como integrar a Bernie antes de que la ola de indignación que esta creando su separación del partido les pegue en la cara.

En Carson California, rodeado de jóvenes y de mujeres jóvenes Bernie le dijo muy claro al partido demócrata que es tiempo de integrar a todos sus miembros. “El partido demócrata, grito Sanders, “necesita abrirle sus puertas a todos”.   Como es posible, preguntó el senador, que los trabajadores del país hayan encontrado en el partido republicano el mensaje que le falta al partido demócrata.  Y usted tiene que aceptar; hay que pensarlo.

¿Usted que cree?  ¿Querrá el partido demócrata integrar a  Bernie?

Hasta el cierre de esta edición, Bernie Sanders tiene 1,528 delegados y Hillary Clinton 2,291.  Que es lo que quiere el partido demócrata, ¿esperar hasta que Clinton gane California para que Sanders doble las manos y se vaya a su casa?

Eso no va a pasar, “It ain’t going to happen baby”, y eso lo único que le indica a millones de seguidores de Sanders, es que el Comité Nacional del partido demócrata, nunca considero tomar en serio a Bernie y que se equivoco desde el principio no considerándolo un candidato serio.

Todo esto que le cuento nos hace ver que la convención de los demócratas en Filadelfia que iba a ser solo una coronación de Hillary Clinton ahora tendrá que ser mucho mas que eso. Tendrá que ser para lo que las convenciones políticas fueron diseñadas. El sitio en el que todos sus miembros se unen.

Nadie puede negar que la Señora Clinton ha ganado mas votos y mas delegados y que hasta hoy es la ganadora. La pregunta aquí es como integrar a la otra fuerza independiente que se sintió atraída por lo que a muchos aun les parecen sueños irrealizables, del que aun llaman “el socialista de Vermont”.

¿Es imposible darle la candidatura vicepresidencial a Sanders?  ¿calmaría eso a sus seguidores o quieren llevar su revolución a otras alturas?

Ahora estoy seguro que ninguna de las dos convenciones políticas serán aburridas.  ¡No señor!, nos vamos a sorprender como nunca de lo que ocurrirá en ellas; y es cierto, hay que considerar que en ambas a lo mejor hasta vamos a ver volar las sillas de los inconformes.

Le voy a decir yo ya estaba listo para ver llegar a un latino a ser el numero 2 en la boleta presidencial. 

El secretario de HUD Julián Castro, o el congresista Xavier Becerra.  O con los republicanos a la gobernadora Susana Martínez. Pero el colmo de los colmos nos esta cayendo otra vez. Esto es lo que nos sacamos por ser transparentes. ¿para que se van a molestar los demócratas en darnos algo especial? si ya saben que la mayoría del voto latino seguramente será para ellos.

Y no es por lo de inmigración, al menos no es solo por eso solamente.  Bill Clinton en los 90’s lleno al gobierno federal de “Assistant Secretaries”  y de “Deputy Assistant Secretaries” Latinos.

Se da cuenta no fue solo labia, lo que hizo Bill Clinton fue una muestra de respeto para nuestra creciente comunidad profesional latina.  Hay la impresión es que la Señora Clinton hará lo mismo y lo mejorara, aunque eso no detiene el sentimiento de que debemos seguir madurando y valorando mas nuestro voto latino para no solo regalárselo a cualquiera que nos guiñe el ojo.

Ese voto debería ser solo para quien, o quienes, nos demuestren que nuestra fuerza electoral va a ser compensada con políticas publicas, que harán a la comunidad latina de Estados Unidos mas prospera y mas madura.

Mientras, los lideres republicanos se están uniendo, resignados pero se están uniendo, y la unión hace la fuerza

Después de la reunión con Donald Trump en Washington, los senadores republicanos, al menos los que estuvieron personalmente en la reunión dicen estar hechos a la idea de que lo van a apoyar como su candidato Presidencial.  Ahora resulta curioso que los divididos hasta las entrañas sean los demócratas. Trump mientras esta preparando una convención espectacular hecha para televisión, Paul Manafort a quien puso encargado de este espectáculo, tiene años creando visuales apoteósicos en las convenciones. Espere usted que el de la convención en Cleveland en Julio, sea la mejor de todas.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.