Braskem, filial petroquímica de la constructora brasileña Odebrecht, acompañó de tiempo completo la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en el 2012, según lo aseguró Carlos Fadigas, su director en aquel momento.

“Acompañamos de tiempo completo toda la campaña del PRI y del actual presidente. No sólo de él, sino también de su equipo”, expresó Fadigas en una reunión privada con inversionistas en febrero del 2013, según consta en la transcripción del encuentro, de la cual la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) obtuvo una copia.

De acuerdo con los documentos en poder de MCCI, Braskem intervino con tres transferencias por 1.5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital, en Islas Vírgenes, que ha sido vinculada con Emilio Lozoya Austin, que se desempeñaba como coordinador de Vinculación Internacional de Peña Nieto en esas fechas.

En agosto, MCCI publicó que en plena contienda electoral de 2012, la constructora brasileña transfirió 3 millones 140,000 dólares en siete depósitos a la empresa ligada a Lozoya, en pago por supuestos favores.

Con los nuevos documentos, ahora se sabe que tres de esas transferencias por 1.5 mdd provenían de Braskem, que construía la planta Etileno XXI en el estado de Veracruz, en alianza con la empresa mexicana Idesa, aseguró MCCI.

En la pesquisa del caso Lava Jato, se descubrió que Braskem también financió a candidatos y partidos políticos en Brasil, mientras que en Argentina aportó dinero para la campaña del actual presidente, Mauricio Macri.

Fuente: El Economista

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.