Por: Joaquín Quiroz | @joaquinquirozc | fb/porlalibrecolumna

Esta fiesta electoral con todo y sus invitados va para largo, en donde lo importante será ver qué resaca es la que agarra el país, si la del populismo, la del continuismo, o la del oportunismo, interesantes los meses venideros en este relajo político de las elecciones.

Estaremos viendo aún muchas cosas, ocurrencias, guerra sucia, videos, audios,  quemones y exhibiciones de los aspirantes  a ocupar la presidencia de la república lo mismo de quienes estarán camino al Congreso de la Unión y en algunos casos cargos para elecciones locales, la guerra vendrá con todo.

Sin duda las campañas y la cuestión política es algo muy parecido a aquel que organiza una fiesta,  pachanga multitudinaria, en donde cada cual juega papeles muy distintos, y de acuerdo a estos será su sentir.

Imaginemos tremendo pachangon de las 7 de la noche de un día hasta las 7 de la mañana del otro, alcohol, comida y diversión a granel, música continua, parroquianos de todas las latitudes, efervescencia y furor.

Bien mis cinco lectores las opiniones a otro día después de la fiesta serán muy variadas, imaginemos que dirá el DJ que se llevó las palmas y euforia el día anterior, seguramente dirá la fiesta fue un éxito, haremos más.

Si le preguntamos al que servía los tragos seguramente dirá ya a cierta hora no había que servir, pero se improvisó y no dejamos a nadie sin sus bebidas espirituosas, sin embargo varios sedientos que fueron mal atendidos no pensarán igual, e incluso dirán hubo preferencias y acusaran a los despachadores de haber guardado los mejores tragos para sus amigos o incluso habérselos llevado a su casa.

Los que más bailaron y bebieron sin duda dirán fue la mejor fiesta de sus vidas, y los que iban con estos e hicieron comparsa dirán lo mismo.

Ah pero la opinión cambiará mucho si nos acercamos a preguntarle a la persona que limpia los baños ¿qué tal estuvo la fiesta? Esa seguramente mentará madres, dirá que son animales los asistentes, que son sucios, que dejaron tremendos recuerdos orgánicos de todas formas, tamaños y olores.

Si le preguntamos a los de seguridad que tuvieron que lidiar con quienes se pasaron de copas y separar a los que estaban peleándose, su opinión será siquiera ya terminó ya no aguantábamos más.

Y así comensal por comensal y participante por participante tendrá una visión muy distinta de la mentada fiesta, lo mismo pasa en la política y las campañas, hay quienes se sienten que ya ganaron, que van bien, que no tienen problema alguno, porque no más están viendo la parte bonita y del show, algo equivalente al Dj que mencionábamos alegóricamente antes.

Los bartenders o financieros están en la misma sintonía no ven dinero que alcance y siempre van a dejar a alguien mal, y sin duda habrá otros que no atiendan a los comensales y se lleven las bebidas a su casa.

Y bueno los que limpian los baños en cada fiesta se llevan la peor parte, algo así como los activistas, que pese a que se llevan una propina  hay veces que ni los pelan, habrá también los que simulan bailar y estar en la fiesta cuando se la pasaron con el teléfono masajeándose con los de otras fiestas y así.

Es decir mis cinco lectores, en la política cada cual tiene su visión,  y eso sí la fiesta no puede gustarle a todos, y eso pasa cuando vemos las distintas campañas cada cual siente que está en su mejor momento, que está haciendo historia y que “su fiesta” es la mejor de todas.

Sin embargo la ciudadanía piensa muchas veces distinto a cómo los anfitriones de la fiesta (candidatos) ven las cosas, ya hablábamos en ediciones pasadas sobre el tema de las encuestas, si bien hay ciertas tendencias, nada está escrito porque en lo personal y a mis cinco lectores no nos han encuestado, entonces cómo es posible que haya tantas encuestas según y a la gente de a pie se le pregunta si ha sido encuestada y dicen que no.

Estaremos viendo aún muchas cosas, ocurrencias, guerra sucia, videos, audios,  quemones y exhibiciones de los aspirantes  a ocupar la presidencia de la república lo mismo de quienes estarán camino al Congreso de la Unión y en algunos casos cargos para elecciones locales, la guerra vendrá con todo.

Entre las infortunadas declaraciones de un Andrés Manuel López Obrador diciendo que no se hará el aeropuerto alterno de la Ciudad de México y que la base aérea de Santa Lucía se le hará un par de pistas más y ya con eso, equivale a aquel que dice que ya no habrá más table dances que ocuparán la estación de bomberos para lo propio si total tubo ya hay, así de soso lo dicho por el tabasqueño.

En tanto un Ricardo Anaya Cortés, que ha sido exhibido de lavado de dinero con jabón en mano y señala que es una guerra sucia, que él es una blanca paloma y es millonario gracias al trabajo de sus parientes, no hay el valor civil de aceptar las cosas.

Y más allá un José Antonio Meade Kuribreña que ni con viagra levanta su campaña, que nomás no se le ve cómo ni por donde impactar más, y bueno de Margarita Zavala de Calderón que se puede decir que el Instituto Nacional Electoral (INE) es su principal aliado, ya que la lógica no nos checa que nomás ella vaya a ir a la boleta.

Esta fiesta electoral con todo y sus invitados va para largo, en donde lo importante será ver qué resaca es la que agarra el país, si la del populismo, la del continuismo, o la del oportunismo, interesantes los meses venideros en este relajo político de las elecciones.

CURVA PELIGROSA…

Y salieron ya las listas plurinominales del senado y de la cámara de diputados, nada que sorprenda, ya después de Napoleón Gómez Urrutia  y la nonagenaria de Ifigenia Martínez Hernández por MORENA, ya nada sorprende, bolas cantadas en todos los partidos, en donde interesante será ver constelaciones tan pequeñas con tantas estrellas.

 

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Cheapcustomessays

    El grito de Lula ha sido sin lugar a dudas un grito para silenciar a las masas, mandarlas a casa y explicarles que dentro del sistema todo y fuera de él nada. Poco rebelde para un líder que es erigido por parte de la izquierda como el GRAN líder latinoamericano. Una vez más Lula decide jugar con las reglas que mejor conoce: las de la democracia liberal burguesa. En la medida que no volvamos a confiar las fuerzas en lo colectivo para la transformación del sistema y sigamos creyendo en estos traidores de la clase, nos seguirán dominando y explotando los mismos poderosos de siempre. Lula ya ha demostrado que ni tibio reformista puede ser. Ahora el PT brasilero y sus socios latinoamericanos deberían empezar a hacer un mea culpa por dejarnos estos gobiernos de derecha reaccionarios ¿O Temer salió de un repollo? ¿O Macri llegó al poder solo por el asesoramiento de Durán Barba? Estamos grande para creernos el cuentito de “no supieron entendernos y “se viene el golpe militar. No, ya no necesita la gran burguesía un golpe para la dominación de nuestras sociedades, solo necesita buenos socios disfrazados de progres para que de vez en vez nos coloquen un líder carismático que garantiza el continuismo. No es casual que uno de los principales socios de Lula siga siendo DUHALDE, el restaurador del capitalismo argentino y a quien conocemos, lamentablemente, demasiado bien.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.