Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) catearon el domicilio de Carlos Gómez Arrieta, exsubsecretario de Seguridad Pública de Michoacán.

El funcionario reveló por vía telefónica que tenía conocimiento de la orden de presentación girada en su contra para atestiguar sobre el caso Ayotzinapa; además, comentó que durante el operativo no fue detenido, pues no se encontraba en su domicilio de Morelia, ubicado en el fraccionamiento Tres Marías.

Las indagaciones de la FGR apuntan a que Gómez Arrieta estuvo involucrado en la tortura en agravio de un testigo de la desaparición de los 43 normalistas.

Fuente: https://lopezdoriga.com/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.