La fiscalía en Estados Unidos informó que la salud de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” está bien y que incluso está aprendiendo inglés.

Negó también que el presunto narcotraficante sinaloense esté totalmente aislado, tal como se ha mencionado; según la autoridad estadunidense, hasta 30 personas han sido autorizadas para visitarlo y tiene, en promedio, 21 horas de reuniones semanales con sus abogados y asistentes legales.

A través de un documento de 40 páginas de extensión, presentado a la Corte el martes pasado, la fiscalía federal de Brooklyn insistió en la necesidad de mantener las condiciones estrictas de seguridad de Guzmán dado su historial de fugas de cárceles mexicanas.

Sin embargo, en el texto, se menciona que el trato en el centro de detención en Nueva York es mejor que en México, al tal grado que tiene incluso oportunidad de aprender inglés.

“Durante esas reuniones, los asistentes (legales) parece estar enseñando inglés al acusado, así como leyéndole en español”, señaló la autoridad.

En otra parte del informe, la fiscalía apunta también que la propia defensa del Chapo advierte un mejor trato.
“Aunque el acusado se queja de sus condiciones de detención, una de sus abogadas mexicanas, Silvia Delgado, dijo a la prensa que el tratamiento del acusado en Estados Unidos ha sido mucho mejor que en México, al punto que la salud del acusado está mejorando”, señaló la autoridad.

Respecto a la presuntas alucinaciones auditivas que denunció tener, una visita del psicólogo de la cárcel aclaró que el acusado sólo había estado oyendo sonidos de una radio que personal de la cárcel había encendido.

Cifra: 17 cargos se le imputan a Guzmán Loera en Estados Unidos, de los cuales se declaró no culpable

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.