Luego de que en abril de 2015 la Corte Federal de Malasia confirmara la pena de muerte para Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal, mexicanos acusados de narcotráfico, este jueves se informó que el sultán de Johor conmutó la pena a los hermanos por una sentencia de 30 años y librarán la horca.

Los tres hermanos fueron detenidos el 4 de marzo de 2008 en una fábrica del parque industrial de Senai, en la ciudad de Johor, Malasia.

La policía halló en las instalaciones 29 mil 460 kilogramos de metanfetaminas, así como equipos para su elaboración.

Los mexicanos insisten en que solo trabajaban como personal de limpieza y desconocían que se procesaba droga en la fábrica.

El tráfico de drogas en Malasia se castiga con sentencia de muerte mediante la horca. Los hermanos fueron sentenciados en mayo de 2012 y la decisión judicial confirmada un año después

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.