Luego de una llamada al 911 para terminar con una fiesta en San Antonio, Texas, en Estados Unidos, los elementos de seguridad llegaron al lugar, pero especialmente uno, en lugar de poner fin a la reunión, pidió una canción y enseñó a los asistentes cómo bailar salsa.

En medio de la pista de baile, el oficial estadounidense, Juan Carlos Bruno, mostró sus mejores pasos a los integrantes del grupo de baile Next Generation Dance Crew (NGDC), el cual es una alternativa para alejar de las drogas y el alcohol a jóvenes y adultos.

La melodía que Carlos Bruno eligió fue “Demasiado fuerte” del cantante puertorriqueño, Rik Indio, por lo que se ganó las palmas de los asistentes.

Al respecto, la portavoz del Departamento de la Policía de San Antonio (SAPD, por sus siglás en inglés), Sandra Pickell, aseguró a un medio estadunidense que el oficial tiene un año en la corporación, es buena persona, ama bailar y “tiene una pasión por servir a la comunidad”.

En tanto, Leslie Sapp, madre de uno de los niños de la NGDC reconoció el actuar del policía, a quien calificó como “una persona genuina, fue muy genial”.

Como madre, especialmente ahora, hay mucha negatividad hacia los policías, y él rompió el molde. Él nos tiró una curva y no la vimos venir; comenzó a bailar con mi hija y le enseño a bailar salsa”, dijo muy contenta Sapp.

Incluso, Sapp aplaudió que los policías se tomaran fotos con los integrantes de la NGDC.

 

 

 

 

Fuente: Excélsior.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.