LA pifia se dio cuando presentaba un punto de acuerdo para pedir que se fije, a nivel nacional, en 176 pesos con 22 centavos el salario mínimo.

“El grupo parlamentario del PRD celebramos que tenemos una cámara de izquierda, celebramos también que el presidente electo se haya ponido [sic] en su agenda, una agenda…”, decía desde la máxima tribuna del país.

Esto generó comentarios desde la zona de las curules de Morena, PES y PT; Gallardo interrumpió su exposición, alzó el brazo izquierdo y les dijo: “tranquilos compañeros: yo también los quiero”.

Al final el punto de acuerdo fue presentado y rechazado como de urgente y obvia resolución, por lo que se turnó a la Comisión del Trabajo y Previsión Social para dictamen.

FUENTE: POLÍTICO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.