COREA1

Seúl. El ejército norcoreano realizó ayer un exitoso disparo de un misil balístico Pukguksong-2, que terminó en el mar de Japón, lo que provocó la molestia de los gobiernos japonés y surcoreano, informó la agencia oficial KCNA. El gobierno de Corea del Sur afirmó que el ensayo fue una provocación para probar al presidente estadounidense Donald Trump. El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, calificó la prueba de intolerable, durante su vista en Estados Unidos. Trump no hizo ningún comentario directo, pero dijo que apoya a Abe ciento por ciento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente. La Jornada

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.