“Corea del Norte es ahora una amenaza global y demanda una respuesta global de parte de todas las naciones”, dijo el funcionario Rex Tillerson en un discurso en el marco del IX Consejo Rector Ministerial de la organización Comunidad de Democracias, según publicó el Departamento de Estado en su cuenta de la red social Twitter.

Tillerson dijo que ante la última amenaza planteada por Corea del Norte, “la nación menos libre del mundo”, EEUU está “atento” a sus aliados en la región, Japón y Corea del Sur, con quienes trabaja junto a otros aliados democráticos, al tiempo que busca “construir consenso” en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para “crear un frente internacional que defienda nuestros valores y luche para hacernos más seguros”.

Corea del Norte lanzó el 14 de septiembre un nuevo misil que sobrevoló Japón, mientras que el 3 de septiembre anunció el ensayo de una bomba de hidrógeno para ser colocada en sus misiles balísticos intercontinentales.

Fue el sexto ensayo atómico desde que Corea del Norte se proclamara potencia nuclear en el año 2005; los anteriores tuvieron lugar en 2006, 2009, 2013 y dos en 2016.

Desde principios del año, Pyongyang realizó 13 pruebas de misiles balísticos, incluyendo el lanzamiento de dos supuestos misiles intercontinentales capaces de alcanzar el territorio de EEUU.

El 11 de septiembre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad una resolución que endurece las sanciones contra Corea del Norte en respuesta a su sexta prueba nuclear.

La resolución congela la exportación de crudo a Corea del Norte al nivel de los 12 meses anteriores, limita la venta de derivados del petróleo a dos millones de barriles anuales, embarga la exportación de gas natural licuado y comprimido, veta la importación de textiles provenientes de Corea del Norte y prohíbe nuevas contrataciones de mano de obra norcoreana.

Fuente: Mundo Sputnik

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.