Rinde protesta arropado por el panismo nacional; insiste en que auditará administración de César Duarte.

Bajo el lema “Amanece para todos”, el panista Javier Corral rindió protesta como gobernador de Chihuahua para el periodo 2016- 2021, en un evento en el que anunció que presentará una iniciativa para eliminar el fuero para el mandatario estatal.

“En la línea de combatir la impunidad, presentaré a este honorable Congreso el estado la iniciativa para eliminar el fuero del que goza el gobernador y los diversos servidores públicos.

Además, el mandatario panista señaló que “mi gobierno será de gran transparencia, los ciudadanos que se interesen podrán seguir las actividades públicas del gobernador en tiempo real, por medio de las principales plataformas de las redes sociales”.

Corral Jurado aseguró que hará rendir cuentas a su antecesor César Duarte. “Auditaremos e investigaremos con el mayor rigor y premura los hechos de corrupción de los últimos años. El destino, ejercicio y aplicación de los recursos provenientes de la colocación de certificados bursátiles y de la contratación de deuda pública directa y contingente realizadas por el gobierno estatal a partir de octubre de 2010”, dijo ante unas 10 mil personas.

Corral estuvo arropado por figuras políticas de su partido y de otras fuerzas, como el llamado líder moral de la izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; el dirigente nacional de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, y el de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón.

Del panismo destacó la presencia de su dirigente nacional, Ricardo Anaya, y de la precandidata presidencial Margarita Zavala; entre otros como Diego Fernández de Cevallos, Ernesto Cordero y Francisco Barrio, el primer candidato de oposición en ocupar una gubernatura.

En un discurso en el que retomó las principales propuestas de campaña, que lo llevó a derrotar al PRI luego de tres administraciones tricolores, dijo: “No es el momento de Javier Corral; esto no es una coronación monárquica, la ciudadanía ya no está para rendir pleitesías, ni me asumo como rey ni como cacique”.

Para ser gobernador, dijo, me declaro libre de compromisos oprobiosos que impidan asumir en plenitud el honor y la responsabilidad. “Llego con la mayor independencia política y económica que pude haber deseado, y por ello podré servir a todos con imparcialidad”.

Agregó: “Estoy aquí para los empresarios, para los generadores de empleos (…) como facilitador del florecimiento de sus inversiones”.

Ante el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, representante del presidente Enrique Peña Nieto, criticó el régimen político federal: “El Estado no cumple con sus fines específicos de dar orden social y político. El sistema no es capaz de combatir con eficacia la corrupción porque surge de sus entrañas de manera incontrolable. Se requiere de un nuevo modelo que dé alicientes para que la economía sea más competitiva. El sistema federalista es la gran mentira”.

Dijo que en un mes presentará resultados de auditorías realizadas a la administración de Duarte Jáquez. “El que roba desde el gobierno, no sólo se roba unos centavos o unos millones, se roba oportunidades, se roba la esperanza, se roba los derechos de la gente para aspirar a una vida mejor. No hay peor crimen que mirar la pobreza y la miseria de frente, a los ojos, y luego embolsarse lo que debe servir para combatirla”.

Al final, invitó a los ciudadanos a una verbena popular y al llamado “gobierno de puertas abiertas”, por lo que ingresaron a la sede del gobierno estatal, como símbolo del cambio de régimen político en la entidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.