La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana presentó 10 líneas estratégicas en seis rubros para actuar en esa materia y sostuvo que la creación de la Guardia Nacional no implica debilitar o eliminar a las policías locales.

El titular de esa dependencia federal, Alfonso Durazo, reconoció que las policías locales deben constituirse como primer peldaño o base del andamiaje de la seguridad pública.

Dijo que la propuesta de crear ese cuerpo nace del reconocimiento del Gobierno Federal del problema de la inseguridad en el país, y englobará los refuerzos de los estados y municipios para garantizar la paz.

Durante la tercera sesión extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, sostuvo que este cuerpo está diseñado para proteger a la gente con las aptitudes, principios democráticos y compromiso social.

En la sesión a la que asistió el presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario enfatizó que el principal interés de la administración es que se consoliden como garantes de la seguridad pública, y el Gobierno Federal hará un esfuerzo sin precedentes para “devolver la tranquilidad perdida a los mexicanos”.

Acompañado por el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, gobernadores y representantes de organizaciones de la sociedad civil, consideró que en la actualidad la Policía Federal carece de los elementos suficientes para satisfacer la necesidad de los gobiernos locales que solicitan su presencia.

Señaló que, más allá del narcotráfico y de la delincuencia organizada, se deben atacar los delitos que más desafían a la sociedad, como el homicidio, la extorsión, el secuestro, la trata de personas y las diversas formas de robo.

En ese contexto reconoció que la estrategia en el combate al consumo de drogas ha sido ineficaz, pues ha propiciado el negocio ilegal del narcotráfico, y que los recursos destinados a acabar con dicho consumo se podrían utilizar para otros fines, como la rehabilitación de los consumidores y el combate al crimen común, que es el que más lastima a la sociedad.

En el Salón Tesorería del Palacio Nacional, y con la presencia del presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, Durazo Montaño propuso al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública 10 líneas estratégicas en seis rubros, con base en la ley sobre la que se desarrollarán programas específicos.

Ellas contemplan capacitación, profesionalización y certificación de policías; equipamiento policial y de instituciones; crecimiento y/o fortalecimiento de unidades de inteligencia financiera en los estados; creación y/o fortalecimiento de los servicios médicos forenses; apoyo al Sistema Penitenciario y ejecución de medidas para adolescentes.

Además la interconexión de los sistemas de información federales, estatales y municipales; actualización y fortalecimiento de la red nacional de radiocomunicación; fortalecimiento tecnológico del registro vehicular; creación del sistema de vigilancia y geolocalización, e impulso a un modelo nacional de policía.

El titular de Seguridad Pública y Protección Ciudadana destacó que durante esta reunión se acordaron las prioridades en la distribución de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública y del Presupuesto de Gastos de la Federación 2019, que asciende a casi 11 mil millones de pesos.

En su oportunidad, González Pérez señaló que si bien son muchas las acciones emprendidas y cuantiosos los fondos públicos “lo cierto es que no hemos podido, o no hemos querido, implementar una estrategia integral, pertinente, viable y eficaz para enfrentar esos problemas”.

Indicó que el organismo que preside ha señalado en repetidas ocasiones su preocupación ante la intención de continuar depositando en las Fuerzas Armadas el peso del combate a la criminalidad, lo que preservaría el abandono de las policías.

 

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.