Por: Nicho Hinojosa/@nichohinojosaof

Sentimos todo al 100%, porque los sentimientos están exaltados, atentos, brillantes. Es tan importante saber amar, y saberse amado. Amar la vida, a tu familia, a los amigos, a los animalitos, la naturaleza.

Hay veces que no valoramos las cosas por la mentirosa prisa que tenemos día a día. Y es que nos hemos convertido en seres tan apáticos a lo que nos sucede a nuestro al rededor.

¿Por qué tenemos prisa?

Pienso que tenemos que darnos el tiempo para disfrutar cada momento y atesorarlo. Sin ver cuánto tiempo podemos ganar al disfrutar; porque generalmente pensamos en el perder. Cuando nos detenemos a algo, lo primero que se nos viene a la cabeza es, no quiero perder tiempo; y a mi manera de ver las cosas, cuando uno piensa, se detiene, ama, disfruta… el tiempo se gana.

Ahora bien, cuando alguien a quien amamos se distancia, no podemos dejar pasar ni un segundo para recuperarla. Esa persona con la que tenemos alguna diferencia debe recibir nuestro mensaje, llamada, visita; y que sepa que es más grande el amor que sentimos que la diferencia que tengamos.

Quise escribir esto, porque hace poco, y después de no estar en desacuerdo con alguien querido por mucho tiempo, me pasó. Y ahí sí que perdí el tiempo pensando en cómo recuperar a esa persona, porque fueron más de 10 días sin hablarle. No está bien, no es correcto.

Y aunque se dice que hasta que uno experimenta en carne propia entiende, lo comento porque no es nada agradable tener ese sentimiento negativo con alguien a quien amas.

Generalmente uno actúa hasta que le pasa, pero yo he aprendido a escuchar a la gente y aprender. Organicemos nuestro tiempo, amémonos a tiempo, y busquemos sacar lo bueno de cada una de las personas que nos rodea.

No me gustan las estadísticas, pero puedo asegurar que la gente positiva, que ama, que no critica a los demás, vive más; y si no vive más vive pleno el tiempo que nos acompaña en la vida.

Mírale la cara a una persona positiva y verás una cara amable, mírale la cara a una persona negativa y le verás mal encarado.

¿Cómo te quieres y sentir?

Aprendamos a reír más, y querernos mucho, ya que la compañía de la gente que nos tocó en este tiempo seguirá aquí, como dice la canción de Alberto Escobar y Raúl Rodríguez, “Coincidir”. Así que… ¡A vivir!

Espero que a todos mis lectores, al igual que a mí, los atrape el amor. Cuando terminen de leer esta nota, tomen su coche, un taxi, camión, metro, cualquier medio de transporte; caminando incluso, y visiten a esa persona con la que hayan tenido alguna diferencia, díganle cuánto le aman, y reciban todo el amor de su parte.

Tengan un día feliz, vivan y dejen que la gente tenga mejor calidad de vida.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.