Por: Mauricio Farías Hodges

¿Cuánto costará un beso tuyo?

No sé si tenga en mis ahorros lo suficiente,

me quedan como un millón de besos

en la cuenta corriente,

y en el banco tengo guardados

todos los abrazos de amor para ti.

 

¿Te parece bien que te entregue

mis atardeceres?,

las caricias que están bajo el colchón

las he de guardar para cuando

no tenga tiempo de fabricarte nuevas.

 

Te puedo también endosar mis manos,

podrías caminar atada a ellas,

intercambiarlas por abrazos

cuando tengas frio o simplemente

ganas de envolverte de mí.

 

Mis noches de amor,

esas están bajo llave,

las tengo reservadas justo

para cuando las ansias de sentirte,

de saberte viva te recuerden

que eres mujer.

 

No sé si en mis haberes

me alcance para un beso tuyo,

ese que me has de dar

en el momento justo

que decidas que te acompañe

en este hermoso viaje

que se llama vida.

 

Mauricio Farías Hodges

Tijuana, B.C., México

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.