El voto de un ciudadano para las elecciones del próximo 1 de julio puede valer desde 150 pesos y puede alcanzar los 5,000 pesos, de acuerdo con Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, quien lanzó el portal democraciasinpobreza.mx, en la que los ciudadanos pueden denunciar y reportar la compra y venta de votos.

A días del lanzamiento de la plataforma se ha identificado que en la Ciudad de México se ofrecen entre 200 y 2,500 pesos por el voto de una persona, sobre todo en Coyoacán, Álvaro Obregón y Gustavo A. Madero.

El Estado de México es donde mejor se cotiza el valor de un voto, pues su precio va de los 250 como mínimo y puede alcanzar los 5 mil pesos.

En promedio, en Guanajuato se entregan de 500 a 1,200 pesos. En Puebla, 1, 500 pesos; en Jalisco y Chihuahua, 1,000 pesos; en Hidalgo, Oaxaca, Tabasco, Tamaulipas y Nuevo León, 500 pesos; en Quintana Roo, 350 pesos, y en Morelos, entidad donde el voto tiene el precio más bajo al costar 150 pesos.

Además de dinero en efectivo,  los ciudadanos también han denunciado la compra del voto a través de la entrega de materiales para construcción, tarjetas, calentadores, estufas, despensas o vajillas.

Baja California Sur, Nayarit, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Colima y Tlaxcala no tienen reportes de compra aún, de acuerdo con la plataforma.

“La posibilidad de comer o no comer, puede ser para una persona o una familia, el factor que determina la venta de su voto, esto es inmoral e ilegal por parte de quien lucra con ello”, aseguró Alberto Serdán, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Para Serdán, esta compra de voto, en la que todos los partidos están involucrados, se da en un país donde el 50.3 % vive en pobreza y la canasta básica cuesta alrededor de mil 400 pesos mensuales.

Del 5 de abril al 22 de mayo se han recibido 151 reportes de  25 entidades:

  • El 41 % corresponden a entrega de cosas, principalmente despensas.
  • El 36 % al condicionamiento para tener o dejar de recibir los beneficios de los programas sociales, principalmente Prospera.
  • El 18 % a la entrega de dinero en efectivo.
  • El 5 % a la entrega de tarjetas electrónicas con promesa de pago diferido.

Del 101 reportes se ha detallado el tipo de condicionamiento:

  • 58 % son a cambio de entregar la credencial para votar o sacarle fotocopia.
  • 25 % a cambio de votar por un candidato.
  • 10 % a cambio de acudir a un mitin

Además, democraciasinpobreza.mx señaló que las organizaciones realizaron un análisis sobre el incremento de los recursos asignados a programas sociales en el primer trimestre de este año con respecto a 2017.

Prospera incrementó su presupuesto en un 30.5 %, al pasar de 14, 302 millones de pesos el año pasado a 20, 532 millones en 2018.

El mismo fenómeno se presenta en otros 15 programas de la Secretaría de Desarrollo Social, en 10 de Agricultura, y en 10 de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Dado que la herramienta digital no es estadísticamente representativa, no se publican los estados ni partidos donde más se registra la compra.

 

Fuente: Animal político 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.