La Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó presuntos daños al erario de Jalisco por 2 mil 200 millones de pesos en el ejercicio fiscal 2015, en rubros como fondos de asistencia social, infraestructura educativa, campañas educativas, pago de becas, premios, seguridad pública y salud.

JALISCO

En la revisión a la cuenta pública de 2015, resalta entre las supuestas anomalías que por lo menos 400 millones de pesos no fueron solventados por la Universidad de Guadalajara (UdeG). De esa cantidad, 389 millones corresponden a subsidios federales para organismos descentralizados estatales, y otros 24 millones que debieron usarse en el programa para el desarrollo profesional, fondos que deberán comprobarse so pena de que le sean descontados a la UdeG de futuras partidas.

En síntesis, del monto observado, 2 mil 67 millones de pesos son subjercicios, sobre todo en los fondos destinados al área educativa y de infraestructura social, más lo que la ASF llamó un impacto económico por 225 millones.

Aunque los 2 mil 200 millones señalados son una cantidad sustancialmente menor a los 6 mil 772 millones detectados como irregulares en la cuenta pública de 2014, lo observado durante 2015 corresponde casi a 4 por ciento del presupuesto anual del estado de Jalisco en ese año.

Pero si se contabilizan y suman las observaciones pendientes entre 2011 y 2015, Jalisco tiene sin aclarar 17 mil 500 millones de pesos, luego de que, según la propia entidad auditora, sólo se habían solventado mil 610 millones.

La ASF advirtió que las entidades públicas observadas cuentan con 30 días para solventar las irregularidades señaladas, y en caso contrario se presentarán denuncias penales para recuperar los recursos.

La ASF señaló que durante 2015 detectó supuestas irregularidades por 108 millones de pesos referentes a gastos de operación que no corresponden a su destino, específicamente espots de campañas de la Secretaría de Educación Jalisco, pago de becas a distintos grupos de alumnos (indígenas, en pobreza extrema o con alguna discapacidad) y pago de premios, entre otros.

Otro monto importante, 357 millones del Fondo de Aportaciones Múltiples que son destinados a programas de asistencia social y de infraestructura educativa, tampoco fueron solventados, al igual que 200 millones más para un fondo similar.

Para seguridad pública de los estados se dejaron de aplicar 193 millones de pesos, así como 11 millones del fondo para servicios de salud. Hubo además observaciones de posible responsabilidad administrativa, como los funcionarios que no realizaron una licitación pública para la compra de equipo para la Fiscalía del Estado.

Otra se refiere a diversas irregularidades para la construcción de la primera etapa de la llamada Ciudad Creativa Digital, en el centro de la Guadalajara, donde se establecerían empresas del área tecnológica. Tampoco se solventó la construcción de salas de juicios orales, y se señalaron anomalías en el pago de la nómina de personal educativo (la mayoría para profesores de escuelas de tiempo completo).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.