Rigoberto Salgado, jefe delegacional en Tláhuac aseguró que si el narcomenudeo creció fue porque el Gobierno de la Ciudad abandonó a la demarcación en materia de seguridad.

En entrevista el día de ayer, como parte de su estrategia luego de que varios medios lo acusaran de haber desaparecido del espacio público, insistió que lo que sucedió en Tláhuac fue un episodio lamentable que no debió ocurrir pero reiteró que él no tiene las atribuciones para enfrentar al crimen organizado.

También repitió que él no tiene relación alguna con “El Ojos” y que en varias ocasiones pidió al gobierno capitalino que se aumentara la seguridad en la zona, cosa que no sucedió pues le dio la información al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, para que actuara según sus facultades.

Dijo que no piensa renunciar, y que es lamentable que se politice y se esté afectando al partido que lo postuló, Morena.

Fuente: Político.mx

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.