En dos artículos publicados la semana pasada, el Sr. Ignacio Zavala da a conocer el monto de una serie de contratos de prestación de servicios profesionales que firmé con el CONAPRED entre 2016 y 2018, a través de los cuales, según sostiene, me “embolsé un par de millones”.

Los dos primeros contratos a los que alude el Sr. Zavala (SG/CONAPRED/PSP35/2016 y SG/CONAPRED/PSP/30/2017) corresponden a un trabajo de tiempo completo que desempeñé para el Consejo, donde cumplí funciones similares a las que llevaría a cabo un coordinador de asesores de estructura entre febrero de 2016 y diciembre de 2017.

Por dichas tareas obtuve un ingreso mensual, libre de ISR e IVA de, $67,954.54, por el periodo comprendido entre febrero y diciembre de 2016. Al año siguiente, dicho pago ascendió a un total neto mensual neto de $80,954.62.

Durante el presente año –en que mi actividad principal ha sido la investigación académica– celebré un nuevo contrato de prestación de servicios profesionales con el Consejo (CONTRATO SG/CONAPRED/02/2018), por medio del cual he percibido un ingreso mensual neto de $ 25,718.84.

Todas las actividades desempeñadas a lo largo de casi tres años están detalladas en mis respectivos contratos, los cuales son de carácter público.

El Sr. Zavala actúa de mala fe al publicar los montos totales de mis remuneraciones, las cuales carecen de interés periodístico, y busca deliberadamente confundir a la opinión pública. Nada tiene que ver el ingreso que una persona percibe como producto de su trabajo, con el tema del uso de la publicidad oficial para premiar o castigar la línea editorial de los medios de comunicación en nuestro país.

Deseo aclarar que no soy vocero de ningún partido político, a pesar de haber hecho públicas mis simpatías por el hoy presidente electo. Todas mis opiniones públicas las formulo a título personal.

Atentamente,

Dr. Hernán Gómez Bruera

FUENTE: ELFINANCIERO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.