Los ingresos de los hogares en la entidad con mayor ingreso, NL, son 2.8 veces superiores a los de Chiapas, entidad con menor nivel, según Inegi.

Así lo señala la nueva serie de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016, la cual fue dada conocer ayer por el Inegi y presenta por primera vez resultados de ingresos y gastos de los hogares para cada entidad federativa para los ámbitos urbano y rural.

De acuerdo con los datos presentados, en 2016, las entidades que registraron el menor ingreso corriente promedio trimestral fueron Chiapas, con 23 mil 258 pesos, y Guerrero, con 26 mil 980 pesos.

En contraste, las entidades con mayores ingresos fueron Nuevo León, con 87 mil 653 pesos, y la Ciudad de México, con un ingreso de 70 mil 834 pesos.

Esto se traduce en una diferencia entre los ingresos de la entidad con mayor nivel y la de menor es de 64 mil 395 pesos, o 277 por ciento.

De acuerdo con la encuesta, el ingreso promedio por hogar en México es de 46 mil 521 pesos, 2.1 por ciento superior, en términos reales, que lo registrado en la encuesta previa, realizada en 2014.

Las principales fuentes son el ingreso por trabajo, que aporta el 64.3 por ciento; transferencias, con 15.6 por ciento y estimación por alquiler de vivienda, con 11.3 por ciento.

En cuanto al gasto, Inegi estimó que los hogares mexicanos gastaron en promedio de 28 mil 143 pesos, de los cuales destaca que el gasto de 35.2 por ciento fue por alimentos, bebidas y tabaco; 19.3 por ciento por transporte y 12.4 por servicios de educación.

Además, la nueva encuesta ofrece detalles del gasto por entidad, con lo que será posible identificar los rubros importantes del gasto de acuerdo a delimitación geográfica.

“Un análisis que van a poder realizar nuestros usuarios por primera vez en más de 100 años es hacer estos comparativos no sólo del gasto, sino además qué están gastado a nivel entidad federativa”, dijo Edgar Vielma Orozco, director de estadísticas socioeconómicas de Inegi durante la presentación.

Al realizar este comparativo entre entidades, es posible observar que las entidades con menores ingresos destinan una mayor proporción de los recursos al gasto en alimentos, mientras que lo destinado a educación es inferior, comparado con las entidades con mayores ingresos.

“Esta información es relevante porque va a poder hacer una política pública muy concreta, sobre todo en un tema de círculo vicioso con relación a la educación”, señaló Vielma Orozco.

Fuente: El Mundo de Tehuacan

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.