La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen M. Nielsen, informó este lunes que se desplegarán unos 750 oficiales en algunas zonas de su frontera sur y endurecerá aún más las políticas contra migrantes.

“La crisis en nuestra frontera está empeorando y el DHS (Departamento de Seguridad Nacional) hará todo lo que esté a su alcance para ponerle fin. No nos quedaremos de brazos cruzados mientras el Congreso no vuelva a actuar, por lo que todas las opciones están sobre la mesa”, señaló.

En un memorándum dirigido al Comisionado de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), Kevin McAleenan, describe además los nuevos pasos para combatir la creciente crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur.

“Inmediatamente redistribuiremos a cientos de personal de CBP en la frontera para responder a esta emergencia. Buscaremos urgentemente refuerzos adicionales dentro de DHS”, destacó Nielsen en un comunicado.

El presidente estadounidense Donald Trump adelantó la semana pasada que si México no detiene de manera inmediata el flujo de inmigrantes sin documentos a su país, cerrará la frontera o al menos algunas secciones de la misma.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.