Un migrante que participaba en la segunda caravana que llegó a San Pedro Tapanatepec, en el Istmo de Oaxaca, fue detenido por sus connacionales y entregado a la policía.

El hombre, del que se desconoce su nombre y nacionalidad, fue acusado por sus compañeros de haberse robado un teléfono celular.

Foto de Quadratín

El hecho habría ocurrido en el interior de la iglesia de San Pedro, donde se le dio albergue a este contingente de ciudadanos centroamericanos.

Después de que lo entregaron a la Policía, el grupo que pretende llegar a los Estados Unidos continuó en espera de reorganizar el siguiente trayecto.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.