Nueva York amaneció este martes con zonas de la ciudad arrasadas por los saqueos de la noche anterior, que dejó más de 700 arrestos durante el primer toque de queda decretado en la ciudad de los rascacielos en casi 80 años, que este martes se adelantará tres horas para tratar de contener los disturbios.

Tras una larga jornada de protestas pacíficas el lunes, la situación cambió al caer la noche, con incendios por las calles, destrozos y robos en tiendas, así como choques entre los agentes y grupos de jóvenes.

Según las autoridades, durante la noche se efectuaron más de 700 arrestos, con diferencia el mayor número desde el inicio de las protestas desencadenadas por la muerte en Minnesota de George Floyd, un hombre negro, a manos de la Policía.

Las zonas más conflictivas fueron áreas comerciales de Manhattan, donde abundaron los saqueos de negocios, y partes del distrito de El Bronx.

Fuente: https://lopezdoriga.com/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.