Escrito por: @JulioCsarSilva | Periodista y Director General de Palco Quintanarroense.

Nadie puede negar que Andrés Manuel López Obrador es el presidente con más legitimidad en la historia moderna de México. Absolutamente nadie le puede regatear eso. Nadie puede negar la calidad moral que obtuvo al ser el mandatario con más votos que cualquier otro.

Pero sus simpatizantes también deben reconoce dos tercios de la población no votaron por el político tabasqueño. Incluso, son más los que se abstuvieron de salir a votar, poco más de 32 millones de personas, que los más de 27 millones que sufragaron por él.

Por ello mismo, el presidente mexicano no debería dilapidar esa legitimidad y calidad moral que, con justicia, que con razón presume.

Legitimidad y calidad moral son dos activos que debe poner al servicio de México, debe usarlos para catapultar una operación cicatriz a nivel nacional, para promover la reconciliación de los mexicanos.

No debe dilapidar estos dos activos en una campaña quijotesca que solo acentúa la división, la rencilla y los resentimientos.

A pesar de los golpes que la realidad le da una y otra vez, el Presidente de México ha dicho que no les hará la guerra a los narcotraficantes. Sin embargo, sí está en guerra con los mexicanos que no están de acuerdo con él, sigue con la espada desenvainada contra quien no está de acuerdo con sus posiciones y mientras la delincuencia organizada cada vez controla más territorios.

El fin de semana estará en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, donde se reunirá con indígenas mayas. Seguramente se encontrará allí con el sacerdote maya José Isabel Sulub Cimá, quien formó parte de los líderes de los pueblos indígenas que entregaron a López Obrador el bastón de mando el 1 de diciembre pasado, luego de rendir protesta ante el Congreso de la Unión.

Ojalá que José Isabel le tenga preparada una jícara llena con bache, para que abreve de ella y mientras el dulce licor surte su efecto embriagador, el Presidente repose sus ideas y recapacite.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.