Este miércoles el secretario de Desarrollo Internacional de Reino Unido, Michael Bates, dejó a todos en el Parlamento con la boca abierta, luego de que presentara su dimisión al cargo por haber llegado dos minutos tarde a una sesión, lo que le impidió escuchar y responder a una pregunta formulada por una diputada de oposición.

La legisladora en cuestión es Ruth Lister, a quien Bates debía dar réplica respecto a una pregunta sobre la brecha salarial, sin embargo, al no estar presente en la sala, tuvo que ser respondida por el presidente del grupo parlamentario del político.

Al arribar al parlamento, y luego de responder la cuestión, el secretario de Desarrollo Internacional pidió perdón a Lister, y al Parlamento en general, por la demora y, haciendo honor la puntualidad británica, y sumamente avergonzado, se ofreció a subsanar tan grave descortesía presentando su renuncia inmediata.

“Estoy profundamente avergonzado por no haber estado en mi sitio y por lo tanto debo presentar mi dimisión a la Primera Ministra con efecto inmediato. Le pido disculpas”, dijo el parlamentario.

Tras anunciar esto, Michael Bates dejó sobre el escritorio los papeles que traía y abandonó decididamente la sala del Parlamento, mientras varios de sus compañeros le gritaban”¡No!” e intentaban detenerlo.

Sin embargo, la dimisión del parlamentario fue rechazada por la primera ministrabritánicaTheresa May, quien la consideró innecesaria. Incluso la misma diputada Ruth Lister señaló que aceptaba las disculpas de Bates, y que, de los todos ministros de oposición, él era quien menos le gustaría que renunciase.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.