El presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, despidió a 542 trabajadores de confianza para adelgazar la nómina de la administración municipal.

A 17 días de que asumió la presidencia de la capital del estado, Morón Orozco dijo que “se detectó la contratación de personal excesivo y la basificación irregular de trabajadores durante el período 2015-2018”.

Por ello, anunció que solicitará la intervención de las autoridades correspondientes del estado para que realicen las auditorías en contra de la administración pasada que encabezó Alfonso Martínez Alcázar.

Más adelante, el presidente municipal surgido de Morena señaló que los recursos erogados por la pasada administración en el capítulo mil, correspondiente a sueldos y salarios, pasó de 599 millones de pesos a mil 11 millones de pesos por el incremento de cerca de dos mil trabajadores.

También se detectó que durante los últimos tres años de la administración municipal, “se contrataron de forma excesiva a trabajadores eventuales y de confianza, lo que representó al municipio un gasto del 70 por ciento del presupuesto anual”, remarcó Morón.

Y determinó no renovar contrato a 316 empleados que dieron por terminado sus servicios al 31 de agosto del presente año, así como a 40 trabajadores de confianza y 82 contratos más por honorarios.

Asimismo, dijo, se dieron de baja 104 plazas que en el último bimestre se otorgaron a personal de confianza y mandos medios, entre las que se encuentra la directora de Recursos Humanos de la Secretaría de Administración, Fatima Bravo, quien se autobasificó con un sueldo de 17 mil pesos mensuales, sin que conste en el expediente este procedimiento administrativo.

FUENTE: ELFINANCIERO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.