El Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció que las personas extranjeras que busquen tramitar visa deberán proporcionar su nombre de usuario en redes sociales, correos electrónicos así como números de teléfono de hasta cinco años atrás.

Además, también solicitará estatus de viajes internacionales y deportación, así como aclarar si algún familiar ha sido implicado en actividades terroristas.

Esta medida forma parte de de los controles aplicados por el gobierno de Donald Trump a los solicitantes de visa de inmigrante y no inmigrante. Autoridades estadounidenses señalaron que ya fueron actualizados los formatos de solicitud con esta nueva actualización.

Se estima que esta medida afectará a los aproximadamente 15 millones de extranjeros que solicitan su visa a los Estrados Unidos.

“La seguridad nacional es nuestra principal prioridad al evaluar las solicitudes de visa, y cada futuro viajero e inmigrante a Estados Unidos es sometido a un amplio control de seguridad”, señaló el Departamento de Estado.

“Trabajamos constantemente para encontrar mecanismos de protección para los ciudadanos estadunidenses al tiempo que apoyamos los viajes legítimos a Estados Unidos”, apuntó.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.