Por: MBA. Ramses Pech | @economiaoil | Facebook : Energía Nuevo Mercado de Inversión| pech.ramses@yahoo.com.mx

Aclaro que no pertenezco o tengo afiliación alguna a partidos políticos; mis aportaciones son de estadística y análisis basado en mi experiencia de ingeniero en la industria de la energía, así como en economía para la planeación, diseño y operación (campo) en proyectos de esta índole. Este tiempo ha sido de un ir y venir de información, sin clasificar en forma correcta la realidad del dinero de donde proviene para realizar cualquier proyecto en la industria energética.

La mayoría de comentarios y opiniones se han reflejado en ideologías, informacion sin comprobar la fuente y suposiciones de comentarios que pasan de una voz a otra.

El concepto técnico y operativo del dinero podrá tenerse solo de dos fuentes para proyectos dentro de un país:

Inversión Pública: Ligada a un presupuesto que proviene de un ingreso que la administración de una nación determina. La mayoría de las veces no está ligada a un retorno de la inversión y está bajo un perfil de un beneficio social de control financiero. Dando a lugar a tener un mercado controlado que esté de acuerdo al poder adquisitivo de la sociedad y destinando dinero en aportaciones denominados subsidios; cuyo objeto es mantener un mercado controlado sin crecimiento.

Inversión Privada: Basada en el análisis de un mercado de una nación o región, dependerá del monto a invertir de acuerdo a las condiciones política, financieras, sociales y ahora en el sigo XXI de las percepción que tenga de acuerdo a indicadores financieros, certificaciones o calificaciones. Requiere tener un retorno de la inversión en un periodo de tiempo determinado y mantener el proyecto de largo plazo donde contenga libre intercambio de precios y competencia; donde el consumidor final pueda tener decisión de cuánto o a quién comprar.

Definiciones anteriores mucho de los proyectos energéticos en ambos casos; requieren de la colocación de deuda en bancos o en instituciones financieras en forma de bonos, préstamos o créditos entre otras, pero antes de poder tener acceso al capital para el apalancamiento respectivo; deberá pasar cada proyecto una inspección financiera/técnica que integre, el cómo y cuándo tendrán el retorno de la inversión y las ganancias posibles a tener en función del volumen de ventas. Esperando visualizar, cuál es su capacidad financiera y credibilidad del cómo ha pagado los anteriores proyectos.

Ante esto el mundo financiero creo un tercero acreditado/certificado para emitir opinión neutral con base a la información/estudio/evaluación del posible candidato a tener acceso a dinero. Estas casas certificadoras, no dan el visto bueno para dar el crédito o ellas prestan el dinero, solo emiten una opinión a los financieros o bancos de cada individuo/empresa/nación que pide apalancamiento. La decisión de tomar en cuenta cada opinión o sugerencia emitida, es responsabilidad directa del prestador de los recursos financieros al solicitante.

La calificación otorgada está basada como primer instancia en el historial de pagos anteriores realizados en el mercado financiero y la limitaciones que pudiera tener en sus finanzas; como un alta deuda en pasivos de corto a mediano plazo, la capacidad de producción o servicios que ligan a las ventas y con ello para la realización del pago de lo solicitado. La corrupción o combatir el robo dentro de una empresa no influye en la decisión; debido a que son estrategias internas de cada una de acuerdo a sus políticas y procesos internos para poder tener controlados sus costo directos o indirectos. La forma como administres tu empresa o negocio no interesa a las calificadoras, interesa lo que tiene para que estos se mantengan dentro del mercado, seas competitivo y puedas pagar lo que adeudes.

El dinero cuesta y no es gratis, buenas acciones no significan acceso al dinero en el mundo, dependerán de las buenas decisiones del negocio o empresa que tengas para llevar al cabo un mantenimiento del mercado local o mundial. Esto aplica también a naciones a donde el dinero no reconoce ideología, solo aporta crecimiento donde exista una congruencia alineada al mundo, puedes ser diferente pero no puedes ser ajeno a las condiciones geopolíticas de un mercado cada dia más reducido en el mundo.

El dinero invertido en un país es y debe ser utilizado para crear fuentes de crecimiento de la sociedad por medio de la adaptación del conocimiento e influir en las innovaciones tecnológicas. Entregar aportaciones sí, siempre y cuando representen un retorno del dinero para la nación con base al crecimiento en conocimiento y habilidades para competir en el mundo.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.