Después de que José Antonio Meade dio un mensaje en la noche del martes y uno más este miércoles en la mañana insistiendo en señalar como criminal a la líder de las policías comunitarias de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado, hoy en una conferencia de prensa las voceras del candidato presidencial del PRI le ofrecieron su apoyo y señalaron que se trata de respetar el régimen de justicia.

Como no lo habían hecho en ninguna ocasión en lo que va de la campaña, juntas salieron a defender a Meade la secretaria general del CEN del PRI, Claudia Ruiz Massieu; la coordinadora de la oficina del candidato Vanessa Rubio; la senadora de la República y vocera de la campaña Ana Lilia Herrera: la diputada federal y vocera de la campaña Mariana Benítez; la senadora de la República y secretaria de Atención para los Estados de Oposición en el PRI, Diva Gastélum; y la coordinadora de la Tercera Circunscripción de la campaña de José Antonio Meade, Beatriz Paredes.

Aunque todas hicieron un llamado a favor de los familiares de las víctimas, hasta ahora ninguna de ellas se ha destacado en los movimientos de quienes han sido afectados por la espiral de violencia que se desató desde el 2006 cuando Felipe Calderón declaró la guerra al narcotráfico y que ha continuado Enrique Peña Nieto. De hecho, es la primera vez que cada una de estas mujeres priistas se han pronunciado sobre el tema.

En conferencia de prensa Vanessa Rubio Márquez dijo que daban el respaldo absoluto a su candidato, José Antonio Meade, en su pronunciamiento de estar del lado de las víctimas y no de los victimarios, del lado de las víctimas y no de los criminales.

“Lo han escuchado ustedes, nos parece inaceptable que exista la posibilidad de una amnistía a criminales, cuando lo que se tiene que hacer en este país es vivir en un verdadero Estado de Derecho, donde se cumplan las leyes y donde se haga justicia a las víctimas”, dijo Rubio.

Precisó que las declaraciones de José Antonio Meade van en el sentido de que se haga justicia, se cumpla la ley y que no se puede dejar en deuda este tema de justicia a las víctimas que han sufrido cualquier tipo de delito, cualquier tipo de agravio en nuestro país.

“El principal llamado de la sociedad cuando camina José Antonio Meade en el territorio, como lo ha hecho los últimos años, es: queremos vivir en un estado donde haya seguridad, queremos paz, queremos paz para nuestras familias, queremos que nuestros hijos puedan ir a caminar a la escuela y que estén seguros, queremos que nuestros hijos regresen seguros a las casas. Y, en ese sentido, reiteramos que el planteamiento de Todos Por México es estar del lado de las víctimas, siempre que se haga justicia y que México viva en un Estado de Derecho”, dijo Rubio.
Los reporteros cuestionaron al grupo respecto a que el caso de Nestora salgado ya fue juzgado y que incluso la Comisión nacional de Derechos Humanos (CNDH) y organismos internacionales como la ONU, declararon que el ejército violó los derechos de las integrantes de las policías comunitarias cuando la detuvo y que no hay ninguna prueba de que haya secuestrado o extorsionado a alguien.

Claudia Ruiz Massieu señaló que para ellas como para Meade la prioridad es consolidar un régimen y un sistema de justicia que tenga en el centro a las víctimas y que les preocupa que se busque incorporar “figuras que han lastimado a muchos mexicanos” como es la candidatura a senadora para Nestora por parte de Morena.

“Insistimos, para nosotros, para José Antonio Meade, lo importante es consolidar un sistema de justicia que tenga en el centro a las víctimas y sus derechos. Y que tengamos un sistema en donde nuestros derechos humanos, los de todos, estén protegidos, sean defendidos desde la más alta magistratura del país”.

Vanessa Rubio Márquez pidió a los reporteros que busquen a las familias de las víctimas y quiso precisar que no se meten en el proceso judicial, “pero éste es un tema de carácter ético, éste es un tema de carácter de justicia.”, insistió.

Al respecto Mariana Benítez aseguró que el caso todavía está “sub júdice” y que hay dos procedimientos en apelación ante las instancias correspondientes y que, por lo mismo, no pueden afirmar que sea una verdad legal de que ya fue exonerada.

“Solamente cabría hacer una acotación en uno de los procedimientos, por ejemplo, que se instauró contra ella, procedimiento penal, pues realmente no entró al fondo sino simplemente se quedó en cuestiones de indebido proceso por no habérsele otorgado asistencia consular, pero no entró al fondo.
Entonces, lo importante es esperar a que un tribunal sea el que resuelva de fondo este caso”, insistió.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.