Por:

Julio César Silva Cetina

Cuando el candidato presidencial del PRI José Antonio Meade Kuribreña llegó a Playa del Carmen el 30 de abril pasado, iba enojado. “¡Cómo es posible que mi Delegada de SEDESOL sea la candidata de Morena a senadora!”, decía a quienes tenía junto a él.

 

Se refería a Marybel Villegas Canché, quien a principios de abril de 2016 tomó posesión como Delegada de esa dependencia en un acto que encabezaron el propio Meade Kuribreña, en ese entonces Secretario de Desarrollo Social, el Gobernador Roberto Borge Angulo y Mikel Arriola Peñalosa, quien era Director General del IMSS.

 

Marybel Villegas, polémica por sus maneras de hacer política, precisa a la hora de abandonar un barco para subirse a otro, llegó a Morena luego de pasar por el PAN, Verde, PRD y el PRI.

 

Sin trayectoria priista, Marybel Villegas sorprendió cuando el alto mando priista la hizo candidata a diputada local en el Distrito XV en las elecciones de 2013, haciendo a un lado a Mario Castro quien ya realizaba campaña para esa posición.

 

Por razones de género, de última hora el PRI debió postular a una mujer en ese distrito y en lugar de fijarse en alguien con trayectoria priista decidió postular a Marybel Villegas, quien ganó y fue diputada del PRI, posición desde la cual apoyó las leyes que promovió Roberto Borge para tratar de blindar su salida.

 

“Ustedes no lo saben, pero la victoria de Marybel se debe en gran medida por Ulises Ruiz, quien es uno de los mejores operadores políticos del país”, dijo Roberto Borge a un grupo de periodistas durante la presentación del exgobernador oaxaqueño como Delegado del PRI en el Estado en una cena a principios de diciembre de 2013, seis meses después de la elección en la que ganó Marybel Villegas su inesperada diputación.

 

Esa relación nacida en 2013 no concluyó. Ulises Ruiz tuvo que ver en la planeación que llevó a Marybel Villegas a Morena como candidata a senadora e incluso, en la promoción de una paisana suya con sólidas raíces ivonistas como suplente de la hoy senadora electa.

 

La publicista Gabriela López Gómez, oaxaqueña que tuvo a su cargo la imagen de la campaña y del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco en Yucatán, fue estratégicamente colocada como suplente de Marybel Villegas en la lista plurinominal de senadores.

 

La suerte de la ex delegada de SEDESOL le dio para ser doblemente candidata al senado como cabeza de la primera fórmula en el principio de mayoría y como número 10 en la lista plurinominal. Llegó por ambas rutas, pero su lugar en esta última será tomado por Gabriela López.

 

Curioso que mientras se desarrollaban las campañas, Gabriela López atendía la estrategia mediática del candidato del PRI al gobierno de Yucatán Mauricio Sahuí y abandonaba a Laura Beristaín, abanderada de Morena para la presidencia municipal de Solidaridad, para integrarse al equipo de la alcaldesa Cristina Torres, quien fracasó en su intento por reelegirse con las siglas del PAN-PRD.

 

Como publicista, Gabriela López también perdió hace dos años en Quintana Roo con Mauricio Góngora Escalante. Ahora pierde en Solidaridad y en Yucatán trabajando para siglas diferentes, pero de rebote gana un escaño en el Senado por una corriente política que dice estar en contra de todas las prácticas enarboladas por Marybel Villegas, Gabriela López y su padrino Ulises Ruiz.

 

Hoy el exgobernador oaxaqueño acusa incluso al presidente Enrique Peña Nieto de la debacle priista, pero él es responsable como ingeniero de muchas de las prácticas que, como se vio en la reciente elección en Quintana Roo, abonaron a la derrota del PRI.

 

Marybel Villegas ha dicho que no le cae el saco de borgista, pero indudablemente está unido vía el factor Ulises Ruiz.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.