Por: Joaquín Quiroz | @joaquinquirozc | fb/porlalibrecolumna

Tradicionalmente la política se hacía de la siguiente manera; quien tenía gustos, aspiraciones y demás se iba a un partido político, el de su afinidad, o en el que sus amigos o padrinos le invitaban, hacía “labor partidista” se incrustaba en alguna campaña, y hacían labores desde colgar pendones, repartir folletos, ir casa por casa con el candidato o candidata a pedir el voto.

Ir a todos los eventos del partido, si por verbigracia del instituto político el candidato o candidata apoyado llegaba a algún cargo, ver después de la campaña como se colaba en su equipo de trabajo, empezar desde abajo e ir escalando, entre el factor suerte, relación pública, a veces relación más allá de lo laboral y así se iba labrando en la mayoría una carrera política.

En época de campañas apoyar al partido, es decir acudir a los eventos del mismo, a veces duplicando funciones de servidor público con las de “operador”, visitar colonias, líderes, hacer y armar estructuras, repartir prebendas, vigilar preferencias, y el día de la elección aplicar el llevar gente a votar (acarreo) entregar más prebendas por el voto o su compra, en ocasiones aplicar el hacer escándalos en casillas y demás chuladas.

Y tradicionalmente esto se hacía ya fuera por el PRI, que en su momento era el que siempre ganaba las elecciones, ante el berrinche del PAN y empezaba un insípido PRD, el tiempo fue avanzando, llega el albiazul a la presidencia de la república y de ahí cambiaron muchas cosas, en hartos lugares sin embargo en Quintana Roo, el PRI reinaba y mandaba.

El gobernante en turno era el principal operador político de las elecciones, ponía y quitaba piezas, armaba ayuntamientos, congreso local, lo mismo designaba a sus más cercanos a posiciones de legislador o legisladora federal, para ir preparando su sucesión y desde la Cámara de Diputados o Senadores, más la venia del centro de la república crear más gobiernos estatales y cada tres o seis años la historia venía siendo más o menos la misma.

Y hacer política en México era lo anteriormente descrito, nomás variaba de ser del partido tricolor, a ser azul o ser amarillo, una vez que el PRI pierde la presidencia de la república las mañas y demás inventadas por el tricolor las retomó el PAN y a través de los programas asistenciales coaccionaba el voto, es así con este tipo de operación y una elección de Estado con las instituciones a las órdenes del presidente Vicente Fox fue que Felipe Calderón Hinojosa y el PAN conservan el poder.

El PRI después de ese descalabro y ver la ineficacia panista, conjuntado con el factor suerte y crear un candidato idóneo y bien presentado como Enrique Peña Nieto logra retomar nuevamente la presidencia de la república, en tanto en el país la figura de Andrés Manuel López Obrador empieza a crecer y al tomar las necesidades del pueblo que no participaba en el banquete de la repartida y dádiva política fue armando su capital.

Diciendo por toda la República lo que la gente quería escuchar, aprovechando el hartazgo social, la inseguridad, el crecimiento del crimen organizado para tomar el papel de aliado del pueblo, sumado a la creciente corrupción, la cual siempre ha existido solo que ahora se puede documentar más fácil.

Esto más los mecanismos y candados inventados en su momento por el PAN que empezó a aplicar la transparencia también por la globalización, ya que no por ponerla en la mesa quería decir que la practicaban, y así fue avanzando el tiempo, pasando candidatos, y demás por la presidencia de la República y las 32 entidades.

En algunos sitios se fortalecieron los bastiones de tal o cual bando, y se dividía la política en una derecha que es Acción Nacional, una izquierda que era el PRD y un partido de centro como el PRI, con la llegada de Peña Nieto vinieron más descalabros y cosas, ya que aunado a este nuevo modo de hacer política llegaron las redes sociales y se dio voz a la gente, lo cual vino a reinventar todo.

En los escenarios estatales, divisiones partidistas, más oportunidades aprovechadas, y la fórmula de vender esperanza a la gente y ofrecerles lo que necesitan, fue creando más triunfos de distintos partidos, y empezó el chapulineo entre organismos políticos, ya que, al no obtener las candidaturas deseadas, los aspirantes vieron que había otras opciones y siglas para acceder a las posiciones.

Con esto se daban los cambios de partido, e incluso las alianzas entre agua y aceite en su momento de PAN y PRD, de la izquierda y la derecha para combatir al PRI y lograr posiciones, lo cual pasó en Quintana Roo, sumado al crecimiento de partidos como el Verde que como rémora suertuda siempre se ha pegado al ganador en lo federal, con tremendo cinismo y desfachatez.

López Obrador mientras tanto, siguió avanzando en su proselitismo con el tiempo justo hasta para crear su partido político MORENA, y el año pasado después de una campaña de 18 años, con redes sociales en todo su apogeo, con resultados dudosos de Peña Nieto y con un estigma de corrupción al por mayor en el PRI y sus gobernantes, sumado a un PAN que hizo lo mismo y un PRD dolido por la partida de López Obrador.

Todo este coctel de circunstancias, momentos, coyunturas hizo, que el partido de López Obrador con su figura, sumado al hartazgo, y la combinación de ignorancia, con enojo la gente saliera a votar parejo, y por ello vemos tremendos bichos en las curules y los escaños y ni que decir de algunas presidencias municipales, agarraron lo que había y lo que se pudo como cartas y el resultado es el tener   legisladores y ediles de risa y pena ajena en muchos casos.

Si bien es cierto muchos a los que se les acabó el gas y las oportunidades en el PRI, PAN, PRD, brincaron del lado de MORENA con una carrera y trayectoria política, hubo otros que por mera suerte y circunstancia se hicieron de candidaturas que hoy los llevaron al Congreso de la Unión y a los ayuntamientos por mera coincidencia, ni por capacidad, méritos o algo sustancioso.

Hoy sigue este efecto de López Obrador, y ya se vio que reditúa en los votos estar con el mesías tropical, lo cual todas y todos aquellos que tienen aspiraciones, no importa su origen, ideologías, mañas, gentilicio, sexo, preferencia, buscan llegar a servirse del banquete del efecto PEJE y contender por cualquier cargo.

Así pues, vemos pejistas, ex priistas, ex verdes convertidos, ex panistas, ex perredistas, oportunistas, arribistas, saltimbanquis, bandidos, honestos, ignorantes, ilustrados, traidores, pastores, jóvenes, ancianos y demás buscando ser candidatos por MORENA para un cargo más.

Sin duda hay quien se merece ir por el cargo, tiene con qué, hay conocimiento, oficio, ganas de servir, sin embargo, hay muchas y muchos que no tienen nada que hacer, ya que han resultado un tremendo fiasco en alguna oportunidad conferida.

Tal y como dice el apocalipsis se verán cosas peores, y lo peor está por venir, la forma de hacer política y ser político cambió, no sabemos si para bien o mal, sin embargo, el oficio, la trayectoria y el conocimiento pasó a segundo término, aquí lo que cuenta es la suerte y el ver de qué padrino se depende.

CON LA BRÚJULA PERDIDA MIGUEL TORRUCO DEMUESTRA SU IGNORANCIA EN MATERIA TURÍSTICA.

Un sujeto que se quedó en mucho tiempo en la época de oro, en la que su señora madre era una respetable actriz, sin embargo, el tiempo no le favoreció en lo económico y por ende se hizo un resentido social según dicen algunos de sus cercanos.

Pasado un tiempo, se hizo líder de hoteleros sin poseer hotel alguno, siempre mal visto entre dicho sector ya que ni siquiera pertenecía a esa élite, cuando fue descubierto por farsante y simulador se molestó e hizo su asociación de hoteleros, para continuar mamando privilegios de hotelero cuando ni un bungaló para rentar tenía.

Así pasó el tiempo, gracias a la buena fortuna de preparar bien a sus hijos emparentó políticamente con importantes personalidades, que nunca han dejado de verlo como un arribista, y por estas gracias y suertes cuando pudo después de comprarse sus títulos de autoridad turística, desde la escuela de su propiedad Miguel Torruco Marqués entró al círculo de la industria sin chimeneas y política de México.

Después de esto logró acercarse a Andrés Manuel López Obrador, y se la jugó con él, gracias a ello, más no a su capacidad llega a ser el titular de la importante Secretaría de Turismo (SECTUR) en donde se ganó la lotería sin comprar boleto ya que su amor por el dinero fácil y los negocios del actual secretario no es ningún secreto.

Quiso aplicar el tráfico de influencias desde antes de asumir el cargo incrustando a su poca talentosa y carismática hija; Glorita como presidenta del DIF en Benito Juárez en donde salió por la puerta de atrás, enemistada con todo y todos, en donde sacó a relucir trae la escuela de su señor padre.

Bien pues este señor Torruco que cobra como mandamás en Turismo, presentó un plan de según él desarrollo del Turismo, lo cual no es más que una alabanza, culto y sacar su rastrerismo para con Andrés Manuel López Obrador presentando un video para poner al actual presidente de México como lo máximo en donde no se entiende dicha relación con la industria sin chimeneas.

Violando leyes, en donde se promociona la imagen de un partido político como MORENA, en un video institucional de la SECTUR, el ignorante de Miguel Torruco eleva a casi Dios a López Obrador, dejando muy lejano lo que es el Turismo lo que es su promoción que quedará en la tarde del olvido para dar entrada al necio proyecto del Tren Maya.

Así empezando con el pie izquierdo, Miguel Torruco saca tantito el cobre, y demuestra que de políticas de Turismo sabe lo que López Obrador de escoger funcionarios que valgan la pena, este señor que piensa venir a comerse a Quintana Roo, y poner y quitar políticos, cuando él mismo ha demostrado total ignorancia en los temas del servicio público, en fin, así la Cuarta Transmutación.

Y recuerden… Esto es Sólo para Informad@s, si ustedes no estuvieran ahí leyendo yo no estaría aquí escribiendo, y si ser Malix el Huso Horario el pin, el WhatsApp, el Facebook, Twitter, la CFE, los trolles y la BlackBerry nos lo permiten nos leemos pronto dios mediante pero que sea Xlalibre.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.