La Asociación Nacional de Consejos Empresariales Regionales, integrada por las representaciones empresariales en las diversas regiones del territorio mexicano, hacemos un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para aprovechar su gira por el interior de la República para reunirse, escuchar y acordar con los empresarios de cada estado soluciones firmes y acordes a su realidad particular, que contribuyan a preservar los empleos de todos los mexicanos y enfrentar juntos los desafíos que nos impone la situación actual.

Los consejos empresariales regionales estamos compuestos en una gran mayoría por pequeñas y medianas empresas, las cuales generan en su conjunto la mayor parte del capital y empleos en cada entidad, fundamentales tanto para el desarrollo local como el buen rumbo de la economía nacional.

Por ello, estamos convencidos que en los planes de reactivación económica del Gobierno necesariamente se debe incluir el enfoque regional como una de sus prioridades más inmediatas, ya que cada zona del territorio mexicano posee distintas necesidades y oportunidades que, atendidas de manera específica, pueden ser determinantes para una mejor recuperación económica del país. Sólo de manera conjunta lograremos preservar la producción, el comercio, los servicios y los empleos que hacen posible nuestra vida en sociedad.

Respecto al sureste consideramos indispensable que en proyectos como el del Tren Maya se dé prioridad a empresarios locales para que puedan participar en proveeduría y servicios, a través de procesos claros y transparentes, y de esta manera generar desarrollo para los habitantes de cada localidad.

Los integrantes de la Coordinación Sureste (Campeche, Quintana Roo, Yucatán) y Oriente (Veracruz, Tabasco, Chiapas, Oaxaca) de ANCER solicitamos que, en las bases de licitación, los contratos de adjudicación y todos los instrumentos de planeación, ejecución, dirección y finiquito de todas las obras del tren maya, sea obligatorio contratar o subcontratar a empresas y trabajadores locales, y además hacerlo de manera transparente, para que todos tengan las mismas oportunidades.

Del mismo modo, es preciso impulsar en sureste una mayor y gran cantidad de acuerdos productivos y alianzas que tengan la facultad de integrar en cada región a distintos sectores, niveles de gobierno y sociedad, ayudarlos a su complementariedad y facilitar encadenamientos.

También coincidimos con otras voces en la conveniencia de establecer corredores turísticos por parte de empresarios locales, impulsar campañas de promoción a las bondades de cada región del país, así como una mayor interlocución con los poderes Legislativo y Ejecutivo del país.

Por su parte, los consejos empresariales del oriente del país indican como necesario que exista mayor seguridad pública y jurídica para las inversiones a fin de que el proyecto de Corredor Transístmico pueda avanzar en los tiempos proyectados. Asimismo, solicitan mayores apoyos al sector empresarial, en particular a las pymes, para propiciar su desarrollo y encadenamiento con grandes proyectos.

La realidad de México no es una sola, y el presidente López Obrador lo tiene muy claro después de haber recorrido el territorio nacional en varias ocasiones; por ello no se pueden pretender soluciones económicas y productivas únicas para todo este mosaico de diversidad, y lejos de tomar decisiones centralistas debemos considerar medidas específicas para aprovechar lo mejor de cada región.

Los consejos empresariales regionales en México, de manera firme, respetuosa y constructiva, invitamos al presidente Andrés Manuel López Obrador a que considere, en cada caso, a los organismos de representación de los estados donde acuda, pues ambas partes buscamos lo mismo: el progreso del país y un mejor nivel de vida para todos los mexicanos.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.